• El embajador Mohamad Farhad Koleini, encargado de negocios de Irán en Argentina, en una entrevista concedida a una agencia de noticias iraní, mayo de 2015.
Publicada: lunes, 6 de marzo de 2017 13:50
Actualizada: lunes, 6 de marzo de 2017 16:53

La República Islámica de Irán intenta construir ‘puentes’, en vez de ‘muros’ en el mundo, y opta por ser un ‘socio estratégico’ de América Latina.

 Así lo dice el nuevo embajador Mohamad Farhad Koleini, encargado de negocios de Irán en Buenos Aires, capital argentina. Experto en asuntos estratégicos, y autor de varios escritos sobre política internacional, el funcionario persa afirma que Irán y América Latina gozan de numerosas similitudes históricas, culturales, e incluso civilizaciones que pueden servir de base para impulsar sus cooperaciones.

“Irán tiene incontables atractivos turísticos asociados a la naturaleza y su legado patrimonial. En tiempos donde Trump quiere cerrar fronteras, Irán está abierto para todos los ciudadanos del mundo, especialmente nuestro querido pueblo argentino”, resalta el diplomático iraní en alusión a un controvertido plan del nuevo presidente de EE.UU., Donald Trump, para construir un muro en la frontera de su país con México para ‘detener la migración’.

Irán tiene incontables atractivos turísticos asociados a la naturaleza y su legado patrimonial. En tiempos donde Trump quiere cerrar fronteras, Irán está abierto para todos los ciudadanos del mundo, especialmente nuestro querido pueblo argentino”, resalta el nuevo embajador de Irán en Argentina, Mohamad Farhad Koleini.

De acuerdo con Koleini, las relaciones entre Irán y los pueblos latinoamericanos, y sobre todo con Argentina, “pueden mejorar mucho más, el turismo es una clave, todos los días tenemos más argentinos que solicitan visado porque desean viajar a nuestro país”, según recoge el 28 de febrero, la página Web Equilibrium Global.

El diplomático persa enumera algunas características que distinguen a la República Islámica con otros países. “Irán es un país muy antiguo, es el primer gobierno del mundo, desde el imperio sirio. Las primeras civilizaciones tienen origen en nuestra tierra, hay un patrimonio cultural muy grande”, apostilla.

 

Asimismo, asevera, “Irán es un actor de peso en la región y protagonista activo en el sistema internacional desde la participación en el G-77 + China, en el foro Sur-Sur y en el Movimiento de Países No Alineados. Esto por citar alguna de las participaciones de Irán en foros multilaterales”.

América Latina es una temática en la que Koleini enfatiza con mucho entusiasmo, haciendo mención en la necesidad de seguir construyendo una relación fuerte, “en general, por el valor que tiene Argentina y también por su peso en América Latina, siempre es un elemento importante para cualquier país, proyectar y desarrollar una relación diplomática con ‘Buenos Aires’”, el contexto que toma el embajador para describir la relación entre Irán y Argentina.

“La relación entre Argentina e Irán tiene más de un siglo, ha comenzado a gestarse mucho antes que los vínculos con otros países, pero hace más de 40 años que Irán tiene una sede diplomática permanente en Buenos Aires, propio de las buenas relaciones que tenemos con la región. Además de Argentina, Brasil, Cuba, México, Venezuela, Chile, Ecuador, Bolivia, Uruguay, Nicaragua, Colombia, son también otros países latinoamericanos donde tenemos embajada”, agrega.

Distante pero relevante, Latinoamérica    

Para el embajador iraní “los latinoamericanos tienen mucho en común con nosotros los iraníes, porque hay que mirar la historia”. Contó que “Irán es parte de la historia cuando el profeta Mohamad (la paz sea con él) introduce el Islam en Irán, se inicia un proceso de intercambio cultural con el resto de los países de Oriente Medio hacia el Norte de África e Iberia, que culmina cuando los latinos llegan a América y combinan su cultura con los nativos. Entonces, la cultura iraní conecta con los latinos, pero en la forma de elegir intercambiar valores, no imponer ni obligar”.

Koleini precisa que como el nuevo representante de la misión diplomática iraní en Argentina tiene como objetivo “trabajar por el acercamiento como un eje central tras la necesidad mutua de ambos países por conectar intereses de Sudamérica con Medio Oriente”.

También menciona los puntos en común, como el cambio climático y el concepto del multilateralismo, haciendo hincapié en la posición estratégica de Irán, que es puente entre Argentina y Asia Central.

Tejemos una relación de complementariedad, en nuestra región hay una intensa sequía, entonces tener una relación con un socio reconocido internacionalmente como Argentina en temas de agroindustria es provechoso, mientras que Irán es fuerte en energía. Irán es potencia económica regional, 18° a nivel mundial, con niveles de competitividad en la industria petroquímica, es algo que se puede capitalizar en la relación con Argentina”, manifiesta

El embajador iraní añade que “Argentina tiene que avanzar en lanzar su visión al mundo y llegar a latitudes más lejanas donde puede ganar mucho. Me refiero a la presencia en el Norte de África, Medio Oriente, Asia Central; tradicionalmente Argentina ha tenido relaciones con Europa, Estados Unidos y el mundo occidental; pero es beneficioso pensar estratégicamente cómo acercarse a otras regiones importantes del mundo”.

La arena política mundial

Sobre la perspectiva mundial y la posición de Irán, Koleini sostiene que “el escenario es tan complejo que en el mundo nadie puede prever perfectamente cuál será el curso de los acontecimientos, quién saldrá victorioso frente a un escenario de conflictos. No importa si es una potencia o no, lo cierto es que nadie puede predecir rápidamente estos resultados.”

El diplomático persa cree que en la actual circunstancia “falta un nuevo orden común”. En consideración de lo planteado, “el multilateralismo es un recurso estratégico para resolver las complejidades del mundo actual, pero no lo es cuando se intenta imponer posturas. No se puede buscar en el multilateralismo un pragmatismo puro. Hay que entender que hoy el escenario internacional es caótico. Hace falta un nuevo orden común y hay que apuntar a una política de win-win. Quien no entienda esto y piense que va a ganar en todos los campos, creo que está en la Luna”, dice.

Recuerda que “ahora el mundo ha cambiado. Hay que repensar los modelos de pensamiento. Repensar los riesgos globales, las amenazas, que hoy se desarrollan en cualquier campo; desde el factor climático, a la política, en cualquier espectro”.

Europa

El nuevo encargado de negocio de Irán en Argentina subraya cómo un histórico acuerdo nuclear sellado en julio de 2015 entre Teherán y el Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania), representó un “renovado interés de países occidentales en ajustar los lazos comerciales con Irán”.

 

Explica cómo el pacto, ampliamente apoyado por la jefa de la Diplomacia europea, Federica Mogherini, abrió “un nuevo capítulo para hacer negocios” entre los países europeos con Irán.

Dice que “la diplomacia iraní ha realizado grandes esfuerzos para tejer hoy una relación muy buena especialmente con Italia, Alemania, Francia, España, Grecia y Portugal”. Si bien Europa ha levantado las sanciones económicas y financieras a Irán, el embajador resaltó que el vínculo positivo ya existía incluso con las sanciones impuestas. “Estamos acostumbrados. Nosotros podemos manejar la situación y nuestros colaboradores Rusia y China lo saben muy bien”.

Conflicto sirio

La posición geográfica de Irán no sólo es estratégica a nivel de Oriente Medio sino también mundial. Sobre el cese del fuego en la guerra siria, establecido en la reunión de Irán, Turquía y Rusia en Astaná (Kazajistán), el diplomático expresa que “puede contribuir a cambiar poco a poco la situación en Siria. La buena relación con los actores regionales y la acción de la diplomacia de Teherán colaboran para el dialogo sirio, para el establecimiento de una nueva constitución, para poner fin a la triste y trágica época que está viviendo Siria”.

Sobre la posición que adopta la diplomacia iraní “aspiramos a la estabilidad y a la soberanía del pueblo sirio, al desarrollo del dialogo entre las partes, oposición y el Gobierno. Son los sirios quienes tienen que negociar y buscar una solución para Siria, son ellos lo que tienen que decidir su propio futuro. No es una meta imposible, pero es compleja”, precisa.

Koleini hace referencia al papel destructivo que desempeñan actores extrarregionales en Oriente Medio. “Hay fuerzas que provocan un ambiente belicoso, pero por ahora en lo práctica, en el campo real; las fuerzas foráneas deben ayudar de forma positiva en las negociaciones en Astaná”.

En referencia a la relación con Rusia en la guerra siria, “lo podemos entender considerando que, no se trata que Moscú y Teherán tienen un acuerdo oculto estratégico, sino más bien buena voluntad, entendimiento; esto es un espacio de cooperación más amplio”, asevera.

Arabia Saudí

Preguntado sobre las actuales discrepancias entre Teherán y Riad, el diplomático estima que “con Arabia Saudí somos hermanos. Cualquier país árabe es nuestro hermano. Tenemos que ayudar con un dialogo nuevo para mejorar la situación en la región. En Irán tenemos un dicho popular que dice que quien lastima a una persona lastima a la humanidad”.

Refugiados

Koleini critica las políticas del Occidente, y sobre todo de la nueva Administración estadounidense, hacia el problema de los refugiados, donde el migrante es considerado una amenaza.

Farhad Koleini sostiene que “el factor migratorio también puede ser una oportunidad. Los inmigrantes crearon Estados Unidos, veamos qué valioso es ese ejemplo. Cuando un país emplea o pone en práctica una política contra los inmigrantes, en primer lugar, este país va a perder. ¿Por qué?, porque cambia la ecuación de un programa de oportunidad por convertir un escenario de amenaza”.

 

Igualmente, el diplomático persa pone en tela de juicio el veto migratorio de Trump que intenta prohibir la entrada a EE.UU. de ciudadanos de siete países de mayoría musulmana, incluido Irán.

“Estados Unidos sabe que muchos los investigadores, especialmente en la industria aeroespacial, medicina, ingeniería, etcétera son iraníes, ya que nuestro país es uno de los lugares del mundo de más altas tasas de investigación. Pero ahora contradictoriamente, están diciendo que los iraníes deben salir del país. ¿Cómo validan esa declaración?”, cuestiona

También, destaca los grandes pasos positivos que ha dado hasta el momento la República Islámica de Irán para ayudar a los refugiados. “Irán es el país que más esfuerzos económicos destinó para ayudar y recibir a refugiados. En Irán tenemos muchos inmigrantes de los países árabes, de Afganistán, etc. Nuestra población es de más de 86 millones de habitantes, pero con los inmigrantes somos mucho más”.

Es de mencionar que el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Filippo Grandi ha dicho que Irán es un país ejemplar en su actuación frente a los refugiados, principalmente porque el país ha hecho mucho por los refugiados afganos.

ftm/ctl/ask/nal

Comentarios