• Un deportista demuestra que no hay límites para el ser humano
Publicada: sábado, 23 de noviembre de 2019 1:15

Woody Belfort, un jugador de baloncesto canadiense, con parálisis cerebral y “atado” a una silla de ruedas, demuestra que no existen obstáculos para él.

En un vídeo publicado en su cuenta de Instagram se puede ver a Belfort, de 23 años, escalando en un rocódromo, pese a su enfermedad. Lejos de lamentarse, este joven se esfuerza todos los días para romper barreras.

“Ganar o aprender, no hay derrota”, escribió en la aludida red social. Actualmente, está entrenando para llegar a ser escalador y culturista profesional.

Aunque practica el baloncesto en sillas de ruedas desde hace unos años, Belfort ha probado una amplia gama de disciplinas deportivas.

Sus entrenamientos son espectaculares y se ha ganado multitud de admiradores. Más de 44 000 personas lo siguen en Instagram.

Ganar o aprender, no hay derrota”, escribe en Instagram Wody Belfort, un jugador de baloncesto canadiense que con parálisis cerebral y “atado” a una silla de ruedas, escaló en un rocódromo.

lvs/ctl/tqi/mkh

Comentarios