• El ministro iraní de Defensa, el general de brigada Amir Hatami.
Publicada: sábado, 18 de enero de 2020 0:56
Actualizada: domingo, 19 de enero de 2020 2:28

El asesinato de Soleimani por EE.UU. no pondrá punto final a la resistencia en la región, señala el ministro iraní de Defensa, el general de brigada Amir Hatami.

El martirio del teniente general Soleimani no es el punto final de la resistencia, sino que inyectará sangre fresca en el cuerpo del Eje de Resistencia”, ha matizado este viernes el titular de Defensa de Irán en una conversación telefónica con su par turco, Hulusi Akar.

El general Hatami ha denunciado el “cobarde” asesinato de Soleimani, comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán en un atentado perpetrado por EE.UU. en Bagdad, capital iraquí.

Al asesinar a este destacado estratega y asesor militar, “los estadounidenses han vuelto a mostrar al mundo entero su cara criminal y su naturaleza terrorista”, ha aseverado.

El alto mando castrense persa se ha referido asimismo al certero ataque de represalia de Irán, que lanzó el pasado 8 de enero un aluvión de misiles tierra-tierra de corto alcance contra dos bases militares de EE.UU. en Irak.

“Tras esa ofensiva, los estadounidenses entendieron que si cometen otra estupidez serán enfrentados con una respuesta más dura”, ha indicado.

 

En esta misma línea, Hatami ha asegurado que la República Islámica está lista a dar una respuesta contundente a cualquier aventurismo de los enemigos.

El ministro turco de Defensa ha expresado una vez más las condolencias de Ankara a Teherán, y ha condenado el acto terrorista de Washington contra Soleimani, mientras advertía de que caos y tensiones regionales no benefician a ningún país en la zona.

El asesinato del teniente general persa ha aumentado las voces críticas de los iraquíes y otras naciones vecinas a la presencia y el comportamiento terrorista de las fuerzas ocupantes de Estados Unidos en la región de Asia occidental.

Las autoridades iraníes advierten que el asesinato de Soleimani supondrá el fin de la presencia de EE.UU. en la región y que el mundo islámico y el Eje de Resistencia le asestarán un duro golpe a Washington para vengar su crimen.

mnz/ctl/ncl/mkh