• El jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Irán, el general de división Mohamad Hosein Baqeri.
Publicada: domingo, 2 de junio de 2019 22:26

Un alto mando persa enaltece el poderío regional de Irán y dice que la Resistencia ha causado que Israel se encuentre enredado en una “pesadilla de seguridad”.

“La ampliación del calado estratégico y de la autoridad regional de Irán ha dado lugar a nuevas e innegables condiciones, (bajo las cuales) hoy no existe problema alguno en el oeste de Asia que se solvente sin la colaboración de Irán”, ha indicado este domingo el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Irán, el general de división Mohamad Hosein Baqeri, en un comunicado emitido en vísperas del 30.º aniversario del fallecimiento del fundador de la República Islámica, el Imam Jomeini (que en paz descanse).

Gracias al elevado poderío de Irán, ha proseguido Baqeri, “requieren de una gran coalición compuesta por decenas de Estados enemigos e intimidados para conformar un frente político y de seguridad frente a Irán”. Este objetivo, incluso en caso de lograrse, solo “le conducirá al fracaso y la humillación”, ha agregado.

El general persa ha subrayado, asimismo, que Irán no retrocederá ni un ápice a la hora de reforzar su capacidad defensiva y ha señalado que convertirá cualquier amenaza en una “oportunidad dorada” para el desarrollo de sus logros, en concreto en la esfera misilística.

Conforme a Baqeri, la prominente capacidad militar de Irán, así como la formación del Eje de Residencia, han supuesto una “pesadilla y un desasosiego de seguridad” para el régimen usurpador y ocupador de Israel, pese al respaldo integral que le brindan los países occidentales y algunas naciones árabes en la región.

La ampliación del calado estratégico y de la autoridad regional de Irán ha dado lugar a nuevas e innegables condiciones, (bajo las cuales) hoy no existe problema alguno en el oeste de Asia que se solvente sin la participación de Irán”, ha indicado el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Irán, el general de división Mohamad Hosein Baqeri.

 

Tras la victoria de la Revolución Islámica (1979), Irán ha logrado ser autosuficiente en diferentes ámbitos, como el militar, lo que ha convertido a la República Islámica en el país más poderoso de la región, según varios observadores y analistas.

Esto se ha vuelto una piedra en el zapato para EE.UU. y sus aliados regionales, en concreto para el régimen de Israel y Arabia Saudí, que temen la creciente influencia de Irán en la región.

Ante tal inquietud, Washington ha endurecido su campaña de presión contra el país persa y trata de unir fuerzas regionales en la misma línea. Irán, no obstante, ha dado por fracasados los complots de EE.UU. y alerta a los países regionales de las destructivas consecuencias de optar por materializar los intereses del país norteamericano. 

tqi/anz/fdd/hnb

Comentarios