• El general de brigada Amir Hatami, ministro de Defensa de Irán.
Publicada: sábado, 1 de diciembre de 2018 16:33

Yemen, por su resistencia ante la guerra lanzada por los saudíes, se ha convertido en una molesta espina para EE.UU., según un militar de alto rango iraní.

El ministro de Defensa de Irán, el general de brigada Amir Hatami, ha afirmado hoy sábado que los estrepitosos fracasos de Estados Unidos y de sus aliados en diferentes partes del Oriente Medio son producto del espíritu y la cultura de la resistencia, que en principio se forjó en Irán.

Tras subrayar la resistencia de los pueblos y de los Gobiernos de Irak y Siria ante los complot de los enemigos, el militar iraní insiste en que esa misma resistencia desbarató los planes contra Yemen de la coalición liderada por el “régimen infanticida de Arabia Saudí”, urdidos con la luz verde de EE.UU.

“Yemen, que sigue resistiendo ante un complot a gran escala, se ha convertido en la actualidad en una espina para las autoridades estadounidenses…, por lo que han recurrido a acusaciones infundadas contra Irán”, argumenta el general Hatami en una conferencia militar en Teherán, capital persa.

Yemen, que sigue resistiendo ante un complot a gran escala, se ha convertido en la actualidad en una espina para las autoridades estadounidenses…, por lo que han recurrido a acusaciones infundadas contra Irán”, argumenta el general de brigada Amir Hatami, ministro de Defensa de Irán.

 

El apoyo que brinda Irán a los yemeníes es “espiritual”, señala. Su victoria es consecuencia de su resistencia.

“Irán tiene el honor de defender a todos los pueblos oprimidos, pero su apoyo es espiritual, solo ofrece asesoría militar en la lucha (de los Estados) contra los terroristas. Lo que posibilita el triunfo es, en realidad, la idea de la resistencia enarbolada por los pueblos, que hace que no soporten la tiranía”, ha remarcado el general Hatami.

El 14 de diciembre de 2017, la embajadora estadounidense ante las Naciones Unidas, Nikki Haley, apareció ante las pantallas de los medios de comunicación para presentar un “ridículo show”: mostró un puñado de hierros afirmando que eran los restos de un misil iraní disparado el 4 de noviembre desde Yemen a la capital saudí, Riad.

El ministro yemení de Asuntos Exteriores del Gobierno de Salvación Nacional, Hesham Sharaf, reveló en una entrevista publicada el miércoles 28 de noviembre de 2018 que Yemen compró hace tiempo dichos misiles a la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) y los ha renovado para poder defenderse.

Irán, ya en su momento, insistió en que Riad y Washington con “estas acusaciones buscan encubrir sus crímenes de guerra en Yemen.

msm/rba/nii/

Comentarios