• Los manuscritos médicos hallados en antiguas tumbas en China se consideran la descripción anatómica más antigua que se conserva del cuerpo humano.
Publicada: miércoles, 9 de septiembre de 2020 1:38

Manuscritos médicos desenterrados de antiguas tumbas en China se consideraron la descripción anatómica más antigua que se conserva del cuerpo humano.

De acuerdo a un estudio publicado recientemente en The Anatomical Record, tres textos escritos en seda hace 2200 años, en el año 168 a. C., que fueron desenterrados de antiguas tumbas en Changsha (este de China) podrían contener el atlas anatómico más antiguo.

Se trata de una serie de manuscritos, hallados a principios de la década de 1970 en el sitio arqueológico de Mawangdui, que constituyen uno de los primeros atlas anatómicos basados en un estudio sistemático de la anatomía humana y contienen los supuestos más básicos sobre los meridianos y puntos de presión utilizados en la acupuntura.

“Tenemos que abordar estos textos desde una perspectiva diferente a nuestra visión médica occidental actual de los sistemas separados de arterias, venas y nervios del cuerpo. Los autores no tenían esta comprensión, en cambio, miraban el cuerpo desde el punto de vista de la Medicina tradicional China, que se basa en el concepto filosófico de los opuestos complementarios del yin y el yang, familiar para aquellos en occidente que siguen el espiritualismo oriental”, explica Vivien Shaw, de la Universidad de Bangor, una de los investigadores.

 

No obstante, de acuerdo a los autores, estos manuscritos pudieron pasar inadvertidos por la dificultad de su interpretación ya que requieren que el “investigador, en primer lugar, lea el chino original y, en segundo lugar, realice las investigaciones anatómicas que permitan una revisión de las estructuras a las que se refieren los textos”.

mrp/nii/