• La cabeza de un guerrero del Ejército chino de terracota desenterrado en las excavaciones arqueológicas en torno al mausoleo del primer emperador chino, Qin Shi Huang.
Publicada: martes, 31 de diciembre de 2019 8:48

La 3.ª ronda de excavaciones arqueológicas en torno al mausoleo del primer emperador chino, Qin Shi Huang, ha permitido desenterrar 220 guerreros de terracota.

Según informan medios locales, de un área de 400 metros cuadrados han sido extraídas al menos 220 figuras humanas, 12 caballos, 2 carros y gran número de armas, así como se han obtenido muchos materiales nuevos, incluidas varias piezas arquitectónicas y también alguna información adicional sobre los grados militares del III siglo antes de la era común.

La armadura y la vestimenta de las figuras permite dividirlas en militares de alto rango, oficiales intermedios, oficiales inferiores y guerreros comunes, apuntan las mismas fuentes chinas. Entre el armamento hallado abundan espadas y ballestas de bronce y también se encontraron platos y calderos y el camello de oro más antiguo jamás visto en China.

Después de un estudio preliminar, los arqueólogos han estimado ahora que las figuras de rango inferior aún deben subdividirse en dos, algo que implica una revisión de la jerarquía en el Ejército de la época.

 

Los trabajos se han llevado a cabo entre los años 2009 y 2019 en el denominado hoyo número 1, que mide en realidad 14 260 metros cuadrados. Según una estimación de la distribución de las figuras, esta zona del conjunto funerario de Qin Shi Huang podría cobijar más de 6000 guerreros y caballos de cerámica en total.

Los primeros guerreros de terracota fueron hallados en las afueras de de la ciudad de Xian, en la provincia de Shaanxi, en 1974. La propia tumba del emperador chino Qin Shihuang, localizada por debajo de un túmulo, se abrió al público en 1979.

En los 40 años de existencia del museo funerario de Qin Shihuang, lo han visitado más de 120 millones de turistas, según informa la agencia estatal Xinhua.

krd/lvs/tqi/mkh

Comentarios