• Huellas dactilares de 3000 años de antigüedad descubiertas en el sitio arqueológico de Hili 2 en Abu Dabi, la capital de Emiratos Árabes Unidos (EAU).
Publicada: martes, 4 de junio de 2019 15:12

Los científicos han descubierto misteriosas huellas dactilares de 3000 años de antigüedad en ladrillos en un sitio arqueológico en Emiratos Árabes Unidos (EAU).

El hallazgo se realizó en el sitio de Hili 2, en Abu Dabi, la capital de EAU, que forma parte de Al Ain, considerado Patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

El Departamento de Cultura y Turismo de Abu Dabi ha reportado recientemente, en una publicación de Facebook, que las huellas dactilares podrían ofrecer pistas importantísimas para los arqueólogos, ya que “indican la adopción de una técnica avanzada en la construcción”.

Así, según informa el periódico The National, en el pasado los artesanos utilizaban las manos para hacer muescas en los ladrillos de barro. Las muescas, por su parte, se utilizaban para contener el mortero que mantenía las paredes unidas.

Los descubrimientos en Hili 2 desvelan detalles desconocidos sobre nuestro pasado, para nosotros y para las generaciones futuras”, dijo Mohamad al-Mubarak, presidente del Departamento de Cultura y Turismo de Abu Dabi.

“Los descubrimientos en Hili 2 desvelan detalles desconocidos sobre nuestro pasado, para nosotros y para las generaciones futuras”, dijo Mohamad al-Mubarak, presidente del Departamento de Cultura y Turismo de Abu Dabi.

Los arqueólogos señalan que las muestras recién encontradas están muy bien conservadas en comparación con las huellas dactilares halladas anteriormente. Los expertos están considerando enviarlas para un análisis forense con el objetivo de aprender más sobre las personas que dejaron las huellas.

“A partir de las huellas podemos averiguar la edad del grupo”, dijo Ali al-Meqbali, director de Arqueología del Departamento de Cultura y Turismo de Abu Dabi en Al Ain. “También nos ayudará a entender las técnicas de construcción”.

Las excavaciones también han desenterrado hornos bien conservados, construidos de arcilla, que contenían piedras quemadas. Estos hornos no se encontraban en casas individuales, sino en espacios comunales, y es probable que las familias los usaran en ocasiones especiales. También se desenterró un sello de arcilla con un grabado de una gacela que probablemente tenía funciones decorativas o administrativas.

myd/anz/msm/rba

Comentarios