• Egipto abre por primera vez al público una tumba de 4300 años
Publicada: miércoles, 12 de septiembre de 2018 14:52
Actualizada: miércoles, 12 de septiembre de 2018 16:58

Se ha abierto al público en Egipto una tumba de más de cuatro milenios de antigüedad, por primera vez desde su hallazgo en 1940 por el arqueólogo Zaki Saad.

La tumba de Mehu, un poderoso visir que vivió en la época de los primeros faraones, está ubicada en la necrópolis de Saqara, a las afueras de Guiza, y a un centenar de metros de la legendaria pirámide escalonada de Zoser, según informaron el martes medios locales.

Los frescos que adornan los muros de la tumba ilustran escenas de la vida cotidiana de Mehu y lo muestran pescando, cosechando y bailando. Asimismo, uno de los murales muestra una boda de cocodrilos.

Según ha declarado a la emisora Al-Arabiya el exministro de Antigüedades de Egipto, Zahi Hawas, el propietario de la tumba “era un hombre importante” en su época.

Gracias a la tumba, los investigadores descubrieron que el dios Jentiamentiu tenía “una conexión personal” con Mehu y que era venerado en la zona del delta del Nilo, y no solo en el Alto Egipto, como se creía anteriormente.

Esto es algo grande para el turismo. Atraerá a gente de todo el mundo”, dijo el exministro de Antigüedades de Egipto Zahi Hawas en alusión a la apertura de la tumba de Mehu.

La tumba de Mehu, abierta al público en Egipto.

 

El hijo y el nieto del visir egipcio también están enterrados en esta tumba, de 500 metros cuadrados de extensión, por lo que podría considerarse “una tumba real”, según el ministro.

Gracias a la apertura al público la tumba de Mehu, las autoridades locales esperan atraer más turistas a la región. “Esto es algo grande para el turismo. Atraerá a gente de todo el mundo”, concluye Hawas.

mjs/mla/mkh/rba

Comentarios