• Subcomandante del Cuerpo de los Guardianes de la Revolución Islámica de Irán (CGRI), el general de brigada Husein Salami.
Publicada: miércoles, 10 de agosto de 2016 21:20
Actualizada: martes, 16 de mayo de 2017 3:48

Un alto comandante iraní advierte de que el enemigo trata de allanar el camino hacia una guerra cultural que cambie las raíces sociales y culturales del país persa.

Sería muy ingenuo pensar que el enemigo (EE.UU.) no está buscando un escenario peligroso (en Irán)" para cambiar los principios islámicos, ha dicho este miércoles el subcomandante del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI), el general de brigada Husein Salami.

Luego de destacar que el enemigo hará todo lo posible para alterar las raíces culturales y sociales de Irán, Salami ha hecho hincapié en la necesidad de contrarrestar dicha estrategia.

Sería muy ingenuo pensar que el enemigo (EE.UU.) no está buscando un escenario peligroso (en Irán)" para cambiar los principios islámicos, afirma el subcomandante del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI), el general de brigada Husein Salami.

Este asunto también ha sido mencionado en muchas ocasiones por el Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, quien ha instado a una mayor vigilancia de las maniobras culturales del enemigo y ha advertido de que las consecuencias de tal infiltración serían peores a las que provoca la influencia en el campo económico.

 

“La infiltración económica es, por supuesto, peligrosa y tiene una serie de consecuencias nefastas, pero la infiltración cultural y política del enemigo es una amenaza mucho más grave (…)”, recalcó el Líder iraní en septiembre pasado.

Como parte de los planes para infiltrarse en el ámbito cultural, el enemigo ha hecho una gran inversión a fin de cambiar gradualmente las creencias del pueblo iraní, añadió el ayatolá Jamenei.

En otra parte de sus declaraciones, el comandante del CGRI se ha referido a las cartas del Líder iraní a los jóvenes occidentales y ha resaltado que el mensaje de esas misivas “presentan la verdadera imagen del Islam” y, por tanto, deben propagarse a través del ciberespacio.

El ayatolá Jamenei, escribió en noviembre una segunda carta —la primera misiva la envió en enero de 2015— a los jóvenes occidentales en la que calificó los atentados terroristas de noviembre en la capital francesa, París, como “terrorismo ciego” y motivo de duelo compartido por Occidente y el mundo islámico.

alg/ncl/nal