• El canciller de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla.
Publicada: sábado, 22 de enero de 2022 7:19

Cuba subraya que América Latina no es patio trasero ni delantero de nadie, mientras que EE.UU. busca limitar soberanías para garantizar sus intereses de dominación.

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, criticó el viernes las declaraciones del presidente estadounidense, Joe Biden, quien señaló el miércoles que Latinoamérica “no es el patio trasero de su país, sino el delantero”.

Mediante un mensaje emitido en la red social Twitter, el canciller cubano puso énfasis en que América Latina y el Caribe no son patio trasero ni delantero de nadie, incluido EE.UU.

El sistema hegemónico panamericanista promovido por EE.UU. desde el siglo XIX persigue esa ambición racista y colonialista. Cayó en crisis desde hace mucho y no se va a recuperar”, agregó Rodríguez.

 

Por otro lado, el subdirector de Europa y Canadá en la Cancillería cubana, Nelson Tamayo, también reprochó las recientes palabras de Biden, resaltando que el Gobierno norteamericano no logra gestionar sus conflictos internos, pero genera un “desequilibrio” de las relaciones internacionales, además de aprovechar las “brechas sociales” en dependencia de sus propios intereses.

De igual modo, el director General de América Latina y el Caribe de la Cancillería de Cuba, Eugenio Martínez Enríquez, enfatizó que la “cacofonía” del presidente estadounidense para presentar una mejor cara frente a América Latina y el Caribe ha terminado por reflejar sus verdaderas intenciones “con lo peor de la política yanqui que busca limitar soberanías para garantizar intereses de dominación”, aseveró.

Durante una rueda de prensa con motivo de su primer año en el poder, Biden subrayó que en su opinión, el sur de la frontera de EE.UU. con México es el “patio delantero” del país, al tiempo de arremeter contra su predecesor Donald Trump (2017-2021), sin mencionarlo por su nombre, por “el gran daño” que causó a la región por su mala política exterior.

Esto mientras que la postura hostil estadounidense contra La Habana sigue manteniéndose con Biden, mientras que, durante su campaña electoral, había prometido que eliminaría las sanciones impuestas por Trump a la isla; sin embargo, lleva más de un año en la Casa Blanca y siguen en vigor las 243 medidas coercitivas promulgadas en el marco de la “máxima presión” del entonces líder republicano.

sar/fmk