• “Doctrina Monroe patentiza conducta de un Gobierno en el ocaso”
Publicada: lunes, 7 de septiembre de 2020 22:49
Actualizada: lunes, 7 de septiembre de 2020 23:12

Estados Unidos desempolva la Doctrina Monroe para demostrar un poder que ya no tiene, pues es un imperio en el ocaso, opina un analista.

El ministro de Asuntos Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, ha reafirmado este lunes la necesidad de mantener a América Latina como zona de paz, pues es el único modo de enfrentar la Doctrina Monroe que intenta imponer Estados Unidos en la región.

Al respecto, el analista político Juan Alberto Sánchez Marín, en una entrevista concedida este lunes a HispanTV, ha dicho que Washington se esfuerza por retomar la Doctrina Monroe, porque quiere seguir siendo el “envalentonado del barrio” que castiga a los más pequeños y demostrar que mantiene un poder que “hace rato que no lo tiene o al menos siente que lo está perdiendo”.

En el caso de Cuba, Irán, Corea del Norte o Venezuela, se ha topado con que esos países, pequeños en economía, en extensión, son mucho más grandes que EE.UU. en dignidad, en el afán de soberanía, en el rechazo a lo que representa esa falsa democracia estadounidense, basada en injusticias, en un sistema de profundos desequilibrios e inequidades”, ha indicado el experto.

 

La Doctrina Monroe, agrega el entrevistado, “patentiza” un comportamiento propio de los imperios en el ocaso, de los sistemas en debilitamiento y de los gobiernos en desespero.

El analista dice coincidir con el canciller cubano en que la paz es la única opción que tiene esta región para enfrentar la guerra y las atrocidades. 

En otra parte de sus declaraciones, Sánchez Marín opina que, en un entorno de confrontaciones inusitadas entre países y en medio de una tensión geopolítica mundial, América Latina no puede entrar en el juego de alineamientos que EE.UU. trata de inmiscuir a la región, a favor de, o en contra de, en un escenario de división interna, contra los gobiernos que no sigan sus criterios o imposiciones.

En 1823, el presidente estadounidense James Monroe adoptó una nueva estrategia antieuropea para convertir América en un continente solo “para los americanos”.

En Sudamérica, varios países han sufrido golpes de Estados, financiados o apoyados por Estados Unidos, que al principio negó su participación, pero que sus propias instituciones desclasificaron años más tarde documentos que revelaban lo contrario.

Fuente: HispanTV Noticias

lvs/ncl/hnb