• El líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro.
Publicada: sábado, 27 de febrero de 2016 19:10

Un nuevo informe sobre los planes de la CIA para matar al exlíder cubano Fidel Castro revela que se le intentó proporcionar un traje de buceo contaminado con tuberculosis.

Desde que el líder de la Revolución Cubana tomó el mando de su país en 1959, sus enemigos, encabezados por Estados Unidos, lo han perseguido con todo tipo de astucias para, en el mejor de los casos, derrocarlo, o en el peor, matarlo.

Según datos del Libro de Récords Guinness, el expresidente cubano ha sobrevivido hasta el año 2006 a 638 conatos de asesinato, con lo que se convierte en la persona de toda la historia que ha sufrido más atentados contra su vida.

“En algún momento durante las negociaciones de Donovan y Castro (funcionarios de la división de operaciones encubiertas) idearon un plan donde Donovan sería el transmisor involuntario de un traje de buceo y un equipo de respiración, que se le entregarían a Castro como regalo, contaminados con bacterias de micetoma y tuberculosis, respectivamente”, afirma el documento.

Anteriormente los informes hablaban de los diez intentos más famosos de la Agencia Central de Inteligencia de EE.UU. (CIA, en inglés) para acabar con la vida de Castro o con su carrera política, si bien un nuevo documento publicado al respecto por el Archivo Nacional de Seguridad de EE.UU. podría considerarse aun mucho más revelador y rocambolesco.

De acuerdo con esa publicación, en 1963 el Gobierno estadounidense se puso en contacto con el abogado James Donovan —figura central en la película nominada al óscar 'El puente de los espías'— para realizar negociaciones secretas con Castro. La CIA trató de utilizar la situación para asesinar al líder cubano.

“En algún momento durante las negociaciones de Donovan y Castro (funcionarios de la división de operaciones encubiertas) idearon un plan donde Donovan sería el transmisor involuntario de un traje de buceo y un equipo de respiración, que se le entregarían a Castro como regalo, contaminados con bacterias de micetoma y tuberculosis, respectivamente”, precisa el documento.

Fidel Castro y James Donovan.

 

Sin embargo, el plan fue finalmente archivado, después de que Milan Miskovsky, un abogado de la CIA, sugiriera a Donovan que se asegurara de que el traje de buceo que había obtenido para Castro no fuera manipulado por la CIA.

En agosto de 2016 el líder histórico de la Revolución Cubana cumplirá 90 años, y como dice el periodista cubano Luis Báez, “el mérito es estar vivo”, pese a los diversos planes, operaciones y acciones de la CIA para asesinar al dirigente revolucionario.

Por décadas, eliminar físicamente a Castro se volvió en una obsesión de la CIA, en su afán por controlar esta isla del Caribe en un contexto neocolonial.

mpv/nii/

Comentarios