• Entrada de la embajada de Corea del Norte en Madrid, España, 28 de marzo de 2019. (Foto:AFP)
Publicada: domingo, 31 de marzo de 2019 13:44

Corea del Norte ha calificado de “ataque terrorista” el asalto a su embajada en España y demanda investigaciones sobre la implicación del FBI en el acto.

“El 22 de febrero se produjo un grave ataque terrorista en el que un grupo armado asaltó la embajada de la RPDC en España (…) Seguimos los rumores de diversos tintes de que el FBI de Estados Unidos y el insignificante 'ente' anti-RPDC (República Popular de Corea del Norte) estuvieron involucrados en el incidente terrorista”, ha indicado este domingo un portavoz del Ministerio de Exteriores norcoreano en declaraciones emitidas por la agencia oficial KCNA.

En lo que ha sido su primera reacción, el Gobierno de Pyongyang ha demandado a las autoridades españolas llevar ante la “justicia a los terroristas y a quienes movieron los hilos” en el ataque reivindicado por el grupo de Defensa Civil Cheollima (DCC), que reveló que buscaba dar a conocer las actividades "ilegales" de los representantes diplomáticos de Pyongyang en el extranjero.

Tras varias semanas de silencio, la Justicia española reveló el martes los detalles del asalto y del grupo que responsable de llevarlo a cabo, del que varios de sus integrantes han sido puestos bajo orden de detención internacional.

El 22 de febrero se produjo un grave ataque terrorista en el que un grupo armado asaltó la embajada de la RPDC en España (…) Seguimos los rumores de diversos tintes de que el FBI de Estados Unidos y el insignificante 'ente' anti-RPDC estuvieron involucrados en el incidente terrorista”, ha indicado un portavoz del Ministerio de Exteriores norcoreano en declaraciones emitidas por la agencia oficial KCNA.

 

Las autoridades españolas señalaron el miércoles a Adrián Hong Chang, un ciudadano mexicano residente en EE.UU. como presunto jefe del ataque e identificaron a dos individuos, Sam Ryu, un ciudadano estadounidense y Woo Ran Lee, de nacionalidad surcoreana, como otros miembros del grupo que atacó la representación diplomática norcoreana en Madrid.

La Audiencia Nacional española precisó que Hong Chang “entró en contacto con el FBI de EE.UU.” cinco días después del golpe “con el fin de facilitar información relativa al incidente en la embajada”.

Por su parte, el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y la Policía Nacional de España, que investigan los hechos, han vinculado a la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por su acrónimo del inglés) de EE.UU. con el oscuro episodio.

Los resultados de la indagación han permitido descartar un acto de delincuencia común y apuntan a que la ejecución del ataque corresponde a una operación perfectamente planificada, muy probablemente orientada a la sustracción de información relacionada con el exembajador norcoreano en España, Kim Hyok Chol.

Hombres armados irrumpieron en la legación norcoreana, situada en un barrio exclusivo de Madrid, mantuvieron cautivos a sus empleados durante cuatro horas y finalmente huyeron en dos vehículos con dispositivos informáticos y documentación confidencial.

ahn/ctl/rba

Comentarios