• Una foto difundida el 7 de marzo de 2017, muestra al líder norcoreano, Kim Jong-Un (centro) supervisando el lanzamiento de cuatro misiles balísticos en una maniobra militar.
Publicada: jueves, 6 de abril de 2017 17:05
Actualizada: jueves, 6 de abril de 2017 18:36

Corea del Norte está listo a dar ‘el golpe más implacable’ si Washington le provoca, advierte el embajador norcoreano en Rusia, Kim Hyun Joong.

“Nuestro Ejército ya lo declaró que si hay la más mínima provocación de Estados Unidos durante los ejercicios (militares), estamos dispuestos a asestar el golpe más implacable”, ha indicado Kim, citado este jueves por la agencia rusa de noticias Interfax.

Las declaraciones del diplomático norcoreano se han producido después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, prometiera a Japón aumentar la capacidad militar de Estados Unidos para afrontar posible provocación por parte de Pyongyang.

Nuestro Ejército ya lo declaró que si hay la más mínima provocación de Estados Unidos durante los ejercicios (militares), estamos dispuestos a asestar el golpe más implacable”, ha indicado el embajador de Corea del Norte en Rusia, Kim Hyun Joong.

En una rueda de prensa celebrada en Moscú (capital rusa), el diplomático norcoreano ha asegurado que su país está preparado y puede hacer frente a cualquier reto que provoque Estados Unidos.

 

Ante la escalada de tensión en la península coreana, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Corea del Norte afirmó el lunes que Pyongyang ve las maniobras militares de Japón, Corea del Sur y Estados Unidos como “una práctica de invasión”.

Un portavoz de la Cancillería norcoreana, citado por la agencia estatal KCNA, asimismo, advirtió de que semejantes “acciones imprudentes” están agravando la situación y conduciendo la existente tensión hacia una guerra. De igual manera, tachó de total “locura” la idea que tiene Estados Unidos de frenar el poderío “disuasorio nuclear” de Pyongyang por medio de la imposición de sanciones.

El miércoles, luego del lanzamiento de prueba de un misil balístico que cayó en el mar de Japón, Jack Keane, un general retirado estadounidense, afirmó que la única vía para impedir el desarrollo del programa de misiles de Corea del Norte es bombardear el país.

Pyongyang no obstante, insiste en que el desarrollo de armas nucleares y sus pruebas forman parte de su estrategia de defensa ante la postura hostil de Washington, en concreto, las maniobras militares anuales que realiza con Corea del Sur cerca de sus fronteras.

ask/ktg/mkh/rba

Comentarios