• Buques de guerra estadounidenses y surcoreanos participan en un ejercicio naval conjunto.
Publicada: lunes, 26 de septiembre de 2016 9:15

EE.UU. y Corea del Sur, en una maniobra militar conjunta en el mar de Japón, hacen ‎una nueva ‘demostración de fuerza’ ante Corea del Norte.‎

Los ejercicios se han realizado este lunes en aguas del este de la península de Corea, y en ellos participó el destructor de misiles guiados estadounidense USS Spruance, además de submarinos, aviones de combate, helicópteros antisubmarinos y aviones patrulla surcoreanos.

Los destructores de misiles de Corea del Sur y el USS Spruance presentes en el simulacro estaban equipados con el sistema antimisiles Aegis: sistema que, según su fabricante Lockheed-Martin, es capaz de rastrear más de 100 objetivos a la vez y es el único sistema naval que puede interceptar misiles balísticos.

"Trabajamos codo a codo con nuestros socios ROK [República de Corea] todos los días, estamos a su lado hoy en día en el mar, y vamos a permanecer a su lado para defenderse de los actos de agresión no provocados de Corea del Norte", ha subrayado el contralmirante Brad Cooper, comandante de las fuerzas navales conjuntas de EE.UU. y Corea del Sur.

"Trabajamos codo a codo con nuestros socios ROK [República de Corea] todos los días, estamos a su lado hoy en día en el mar, y vamos a permanecer a su lado para defenderse de los actos de agresión no provocados de Corea del Norte", ha subrayado el contralmirante Brad Cooper, comandante de las fuerzas navales conjuntas de EE.UU. y Corea del Sur., en un comunicado tras los ejercicios de este lunes.

La nueva demostración de fuerza de Seúl y Washington se produce después del despliegue de bombarderos estadounidenses en Corea del Sur hasta en dos ocasiones, la última el pasado miércoles, también con el objetivo de sacar músculo ante Pyongyang.

 

En respuesta, Corea del Norte defendió su último ensayo nuclear realizado el pasado 9 de septiembre, y advirtió de que las medidas provocadoras de Washington, incluidos los recientes vuelos de bombarderos sobre el territorio surcoreano, están empujando la situación de la península hacía una "guerra atómica".

Corea del Norte, advertida ya por Washington y sus aliados de cualquier provocación militar, asegura que “no ha tenido otra opción más que la vía nuclear después de haber hecho todo lo posible para defender su seguridad ante las constantes amenazas nucleares de EE.UU.”.

ftm/nii/