• El ministro surcoreano de Defensa, Han Min-koo, pronunciando su discurso durante la Cumbre de Seguridad de Asia en Singapur, 4 de junio de 2016.
Publicada: sábado, 4 de junio de 2016 15:12
Actualizada: sábado, 4 de junio de 2016 22:52

Corea del Sur no tiene la intención de dialogar con Corea del Norte hasta que este país abandone su programa nuclear, según el ministro surcoreano de Defensa, Han Min-koo.

“La reciente propuesta norcoreana para el diálogo sin que haya ninguna declaración para la desnuclearización es una propuesta de paz disimulada que carece de sinceridad. Seúl no se aferrará a tal tipo de diálogo sin sentido”, ha afirmado este viernes Han Min-koo.

Las autoridades surcoreanas ya han rechazado dos propuestas de Pyongyang, emitidas el pasado 21 y 24 de mayo, para entablar conversaciones militares con el fin de evitar todo riesgo de conflicto bélico en la península coreana.

La reciente propuesta norcoreana para el diálogo sin que haya ninguna declaración para la desnuclearización, es una propuesta de paz disimulada que carece de sinceridad. Seúl no se aferrará a tal tipo de diálogo sin sentido”, dice el ministro surcoreano de Defensa, Han Min-koo.

En un discurso pronunciado en la Cumbre de Seguridad de Asia en Singapur, Han ha considerado que las propuestas del vecino norteño buscan, en realidad, burlar las sanciones de la comunidad internacional por sus actividades nucleares.

El diálogo que busca Seúl, ha precisado, es aquel que siga a la decisión estratégica de Corea del Norte de dar pasos definitivos para abandonar su arsenal nuclear y mostrar con acciones que renuncia a sus ambiciones nucleares.

 

La península coreana vive inmersa en una escalada de retórica militar desde la guerra de Corea (1950-1953). Al final del conflicto no se firmó ningún acuerdo de paz, por lo que las dos Coreas permanecen técnicamente en guerra.

La tensión en la península de Corea se agravó tras la cuarta prueba nuclear de Pyongyang en enero y su lanzamiento un mes después de un satélite a bordo de un misil espacial balístico, a lo que se añaden las maniobras militares conjuntas de Seúl y Washington.

Mientras Corea del Norte abre la puerta al diálogo, el gobierno de Corea del Sur anunció a mediados de mayo que su país, EE.UU. y Japón llevarán a cabo su primer ejercicio militar antimisiles conjunto ante la creciente “amenaza nuclear” de Pyongyang.

mpv/nii/