• Nube causada después de la explosión controlada de la bomba de hidrógeno Ivy Mike estadounidense.
Publicada: lunes, 14 de marzo de 2016 1:51
Actualizada: sábado, 11 de marzo de 2017 11:31

Corea del Norte amenazó el domingo a Estados Unidos a lanzar una bomba de hidrógeno contra el barrio neoyorquino de Manhattan, principal centro económico y cultural de Estados Unidos.

"Si esta bomba de hidrógeno llegara a ser colocada en un misil balístico intercontinental y cayera en Manhattan, en la ciudad de Nueva York, todo el mundo moriría inmediatamente y la ciudad quedaría reducida a cenizas", se lee en un artículo publicado en la página Web norcoreana DPRK Today.

El medio norcoreano reitera las afirmaciones según las cuales dicho país cuenta con misiles balísticos intercontinentales (ICBM, por sus siglas en inglés) que pueden alcanzar la totalidad del territorio estadounidense.

Además, insiste en que la nueva bomba de hidrógeno desarrollada en los laboratorios nucleares norcoreanos es “mucho más grande” que los modelos que fabricaron los científicos de la antigua Unión Soviética (URSS) en su tiempo.

Si esta bomba de hidrógeno llegara a ser instalada en un misil balístico intercontinental y cayera en Manhattan, en la ciudad de Nueva York, todo el mundo moriría inmediatamente y la ciudad quedaría reducida a cenizas", se lee en un artículo publicado en la página web norcoreana DPRK Today.

“Nuestra bomba de hidrógeno es mucho más grande que las que desarrolló la Unión Soviética”, asegura el artículo.

El texto cita a un supuesto científico nuclear norcoreano, Cho Hyong II, que asegura que la bomba de hidrógeno de Pyongyang “supera lo imaginable”.

El líder norcoreano, Kim Jong-un, ha amenazado en fechas recientes con lanzar un ataque nuclear contra Washington, después de que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) endureciera las sanciones en contra de Pyongyang por sus recientes pruebas nucleares y de misiles balísticos.

Al mismo tiempo que aumentan las tensiones, EE.UU. y Corea del Sur están celebrando desde el 7 de marzo masivas maniobras militares —denominadas 'Key Resolve'—, con la participación unos 300.000 militares surcoreanos y 15.000 uniformados estadounidenses, maniobras que se prolongarán hasta el próximo día 18.

Corea del Norte, que considera las prácticas como un pretexto para comenzar una guerra contra Pyongyang, atacar a su cúpula gobernante y “acabar con su sistema social”, ha amenazado a Washington y Seúl con un "ataque preventivo de represalia", en caso de que el territorio norcoreano se vea amenazado.

Sin embargo, Corea del Sur advierte de que “destruirá el régimen de Pyongyang” si llega a detectar cualquier acto hostil que pueda poner en peligro al pueblo surcoreano.

Marines estadounidenses se preparan para tomar parte en un ejercicio militar conjunto con tropas surcoreanas en el puerto de Pohang, situado en la provincia suroriental de Gyeongsang del Norte, 7 de marzo de 2016.

 

hgn/mla/hnb

Comentarios