• El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un (derecha), y el presidente de EE.UU., Barack Obama.
Publicada: martes, 1 de marzo de 2016 7:30
Actualizada: sábado, 11 de marzo de 2017 10:52

Corea del Norte asegura que gracias a su “independencia económica” las sanciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) no tendrán ningún impacto sobre Pyongyang.

“La economía autosuficiente norcoreana será más fuerte cada día, este país jamás permitirá que las sanciones frenen su desarrollo económico”, escribió el lunes el periódico estatal Rodong Sinmun.

El diario que normalmente publica las posturas del Gobierno de Pyongyang, dijo que el golpe del imperialismo no caerá encima de Corea del Norte, sino en la cabeza de las economías dependientes y los países que se aprovechan de las sanciones para presionar a los demás.

La economía autosuficiente norcoreana será más fuerte cada día, este país jamás permitirá que las sanciones frenen su desarrollo económico”, escribió el periódico estatal Rodong Sinmun.

El CSNU decidirá este martes sobre una resolución que incluye los embargos más fuertes que ha experimentado Corea del Norte durante las últimas dos décadas.

Esta resolución entregada por Washington a CSNU se trata de la inspección de todos los barcos que entran y salen de Corea del Norte. Además de prohibir la venta de combustible para aviones al país asiático y la exportación de ciertos minerales, como carbón, oro y titanio, así como de otros minerales poco comunes.

La embajadora estadounidense ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Samantha Power, proponiendo al ente internacional una dura sanción contra Corea del Norte, febrero de 2016.

 

El Gobierno de Pyongyang, pidió a su pueblo estar unido, mantener la solidaridad y fortificar más y más la economía. “Fortalecer la economía independiente es la responsabilidad de cada ciudadano para construir un futuro claro y mejor”, insistió el periódico.

También anunció que Corea del Norte además de sus recursos endurecerá su sistema de defensa y por ello le pondrá algunos límites a los barcos de terceros países atracados en los puertos norcoreanos.

Por otro lado, el periódico surcoreano The Korea Herald, en la misma jornada del lunes escribió que es muy improbable que China elabore velozmente las nuevas sanciones contra su vecino.

Igualmente explicó que el 90 % de los negocios de Corea del Norte es con China y si Pekín de verdad procede con medidas en contra del país norcoreano acabará con él y en seguida resultará en problemas por la ola de refugiados en sus fronteras.

La imposición de sanciones responde al reciente lanzamiento, por parte de Corea del Norte, de un satélite de observación con un misil balístico, medida que desencadenó la condena de la comunidad internacional por ser considerada una violación flagrante de las resoluciones del CSNU.

El lanzamiento del misil balístico tiene lugar casi un mes después de que Pyongyang efectuara una prueba con éxito de una bomba de hidrógeno, que también aglutinó críticas de varios países.

Mientras algunos países han expresado su preocupación por las armas nucleares norcoreanas y por una eventual ofensiva de la nación asiática, el Gobierno del líder norcoreano, Kim Jong-un, afirma que sus actividades nucleares no son ofensivas, sino que tienen fines pacíficos y de autodefensa ante el belicismo estadounidense y las maniobras militares conjuntas Washington-Seúl.

pkj/rha/nal

Comentarios