• El ministro de Asuntos Exteriores de China, Wang Yi (izda.), junto a su homólogo estadounidense, John Kerry (dcha.), en Washington.
Publicada: miércoles, 24 de febrero de 2016 1:52

China y Estados Unidos han avanzado hacia una nueva resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) contra Corea del Norte.

"Importantes avances se hicieron en nuestras consultas y buscamos la posibilidad de alcanzar un acuerdo de un borrador de resolución (del CSNU) y votarla en un futuro cercano", ha declarado este martes el ministro de Asuntos Exteriores de China, Wang Yi, en una conferencia de prensa conjunta con su homólogo estadounidense, John Kerry, celebrada en Washington.

China, ha agregado sin embargo, no aceptará los programas nucleares y de misiles balísticos de Corea del Norte y no reconoce a Pyongyang como un estado nuclear militar.

Importantes avances se hicieron en nuestras consultas y buscamos la posibilidad de alcanzar un acuerdo de un borrador de resolución (del CSNU) y votarla en un futuro cercan, ha declarado el ministro de Asuntos Exteriores de China, Wang Yi.

Asimismo, ha advertido de que la resolución del CSNU en sí misma no puede resolver de manera fundamental el asunto nuclear de la península de Corea y, por tanto, ha insistido en que se requiere volver a la mesa de diálogo.

"Para resolver el asunto nuclear peninsular tenemos que volver a los diálogos y las negociaciones", ha precisado.

A su vez, Kerry ha corroborado que hubo "avances significativos" hacia una resolución de la ONU que reforzaría las sanciones contra Pyongyang por su ensayo nuclear del 6 de enero.

"Si una resolución es aprobada (por el Consejo de Seguridad de las Nacioens Unidas), ella irá más lejos que todo lo que hemos votado en el pasado", subraya.

De acuerdo con Yi y Kerry, los términos precisos del texto todavía están siendo evaluados, pero esperan concordar un proyecto de resolución en los próximos días.

Este acercamiento de postura se produce mientras que China se opone a acciones contra Pyonyang. De hecho, Pekín condenó las nuevas sanciones antinorcoreanas, aprobadas por EE.UU. contra el programa nuclear de Pyongyang y pidió a Washington que adoptase medidas "prudentes" en vez de "crear problemas".

Según un comunicado de la Casa Blanca, el presidente estadounidense, Barack Obama, autorizó sanciones más estrictas contra Corea del Norte, en respuesta al reciente lanzamiento de un cohete espacial para colocar un satélite en órbita, llevado a cabo el pasado 7 de febrero por Pyongyang.

Las pruebas norcoreanas desencadenaron una ola de condenas de la comunidad internacional, en especial Washington, Seúl y Japón, por consideraras que violan flagrantemente las resoluciones del CSNU. Sin embargo, el Gobierno del líder norcoreano, Kim Jong-un, ha afirmado en reiteradas ocasiones que sus ensayos nucleares no son de carácter ofensivo, sino que tienen fines disuasorios, dado el belicismo estadounidense y las maniobras militares conjuntas de Washington-Seúl.

mep/ncl/hnb

Comentarios