• Corea del Norte lanza su cohete de largo alcance
Publicada: domingo, 7 de febrero de 2016 0:42
Actualizada: domingo, 7 de febrero de 2016 14:12

Corea del Norte ha lanzado este domingo un misil de largo alcance pese a las advertencias de la parte de la comunidad internacional, informa el Ministerio de Defensa de Corea del Sur.

Según un portavoz de la Cartera surcoreana, el lanzamiento se produjo desde la base de Dongchang-ri, en el noroeste del territorio norcoreano, alrededor de las 09h30 locales (00h30 GMT).

El disparo de hoy —según varios Gobiernos— podría ser una cortina para tapar la prueba de un misil balístico intercontinental que pudiera llegar a la parte continental de Estados Unidos.

En reacción, el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, ha condenado la prueba de Pyongyang y la ha catalogado de una clara violación a las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU).

Mientras Pyongyang considera este lanzamiento como parte de un programa especial estrictamente científico, el premier japonés ha dicho que ha sido “absolutamente intolerable”.

Este lanzamiento se produjo después de que Pyongyang informara a la Organización Marítima Internacional y la Unión Internacional de Telecomunicaciones sobre sus planes para lanzar un satélite de observación entre el 8 y 25 de febrero.

El viernes, los presidentes de EE.UU. y China, Barack Obama y Xi Jinping, respectivamente, coincidieron en responder las “provocaciones de Corea del Norte” de manera “fuerte y unánime”, prometiendo otra resolución “contundente” del CSNU al respecto.

En el caso de que sea un misil lo que se ha probado, se trataría del sexto ensayo que realiza Pyongyang de un misil de largo alcance y, en esta ocasión, se cree que tiene un alcance de más de 10.000 kilómetros, es decir, puede llegar a suelo estadounidense.

Anteriormente, Corea del Norte había advertido de que la primera parte de la nave, tras ser disparada, caería en el mar Amarillo; la cúpula, en el mar de China Meridional y una segunda parte, en el mar de Filipinas.

En respuesta a este anuncio, tanto Corea del Sur como Japón amenazaron con derribar el misil si su trayectoria significaba una amenaza a sus respectivos países.

Mientras los occidentales han expresado su preocupación por las armas nucleares norcoreanas y por una eventual ofensiva de la nación asiática, el Gobierno del líder norcoreano, Kim Jong-un, afirma que sus actividades nucleares no son ofensivas, sino que tienen fines pacíficos y de autodefensa ante el belicismo estadounidense y las maniobras militares conjuntas Washington-Seúl.

zss/ncl/rba

Comentarios