• Miembros del partido político FARC ofrecen una rueda de prensa en el Congreso de Colombia en Bogotá, 1 de noviembre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 6 de noviembre de 2018 22:12
Actualizada: miércoles, 7 de noviembre de 2018 2:51

La antigua guerrilla y ahora partido político FARC denuncia lo que considera un “plan criminal” en contra de sus integrantes y pide medidas de seguridad.

En un comunicado, firmado por el Consejo Político Nacional del partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) y emitido este martes, se confirma que recibieron información de inteligencia de la Policía Nacional sobre “planes para atentar contra los dirigentes del partido”.

“Hace pocos días recibimos información de que los organismos de inteligencia de la policía habían detectado planes para atentar contra los dirigentes del partido FARC (…)”, dice el texto.

La nota hace referencia a los hechos ocurridos el pasado 4 de noviembre en Belén de Nubia, ciudad de Medellín, donde Fancy Urrego, miembro de esta formación política, sufrió un atentado cuando salía de su residencia. De acuerdo con la nota, hubo un intercambio de disparos con miembros de su seguridad, afortunadamente, sin consecuencias que lamentar.

A raíz de este hecho, la exguerrilla hizo un “llamado de atención” al Gobierno pues serían 80 los asesinados desde que se firmó el acuerdo de paz con el Gobierno y las autoridades no han hecho nada por esclarecer esos crímenes.

Hace pocos días recibimos información de que los organismos de inteligencia de la policía habían detectado planes para atentar contra los dirigentes del partido FARC (…)”, dice el comunicado emitido por esta agrupación política colombiana.


Los dirigentes del partido solicitan una reunión urgente con el presidente Iván Duque a fin de exponer sus preocupaciones. “Es necesario evaluar conjuntamente todo lo referente a las garantías y medidas de seguridad para nuestro partido y sus militantes”, subraya la declaración.

La otrora fuerza insurgente exige mayor celeridad en el esclarecimiento de esos crímenes y todas las garantías para el ejercicio de su actividad política, tal como fue pactado en las negociaciones que condujeron a la rúbrica del acuerdo de paz.

Asimismo, hace un llamado a todos los partidos políticos, a los sectores sociales, a los medios de comunicación y fuerzas vivas de la nación a expresar su rechazo a ese tipo de agresiones.

El pasado 7 de agosto, durante la ceremonia de su investidura, Duque anunció “correctivos” al acuerdo de paz suscrito con la exguerrilla en aras de asegurar a las víctimas del conflicto armado “verdad, justicia, reparación y no repetición”.

lvs/ncl/myd/hnb

Comentarios