• El fiscal de Colombia, Eduardo Montealegre
Publicada: jueves, 9 de julio de 2015 6:55

El fiscal de Colombia, Eduardo Montealegre, pidió al Gobierno de Bogotá y las FARC que utilicen nuevas estrategias en el proceso de paz que se está desarrollando.

"Hago un llamado al presidente de la República y a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para que rápidamente se firmen los acuerdos en La Habana (capital de Cuba)”,  recalcó el miércoles Montealegre.

Hago un llamado al presidente de la República y a las FARC para que rápidamente se firmen los acuerdos en La Habana (capital de Cuba)”,  recalcó Montealegre.

Al deplorar el aumento de los actos violentos que tienen lugar en Colombia, el fiscal colombiano consideró necesario el anuncio de una tregua bilateral por parte de la guerrilla y las autoridades de Bogotá.  

A juicio de Montealegre, el término de la tregua bilateral no debe ser tomado en consideración como un acto equivocado ya que algunos entienden que un cese bilateral es una rendición del Estado ya que “de ninguna manera es así”.

Igualmente criticó la lentitud del proceso de las negociaciones que mantienen los representes de las FARC y el Gobierno de Colombia, iniciada desde 2012 para después reiterar que “seguir negociando en medio de la guerra se volvió un modelo insostenible".

Las declaraciones del fiscal colombiano se produjeron unas horas después de que las FARC anunciaran en la misma jornada (miércoles) una tregua unilateral por un mes.

El anuncio del cese el fuego unilateral de las FARC que será puesto en vigor a partir del próximo 20 de julio (mes en curso) fue acogido como balón de oxígeno en el proceso de paz en un momento muy crítico.

Conforme a los datos proporcionados por el Centro de Recursos para el Análisis del Conflicto (CERAC), desde el inicio de las conversaciones bilaterales FARC-Bogotá, el pasado mes de junio fue el mes más sangriento durante los últimos tres años, ya que se produjeron 83 acciones violentas.

El crecimiento de los actos bárbaros registrados en Colombia fue un motivo para que el pasado martes, los garantes de paz, es decir Noruega, Cuba, Venezuela y Chile pidieran a las partes implicadas en el conflicto que rebajen la tasa de hostilidades.

La situación de Colombia se mantuvo casi tranquila hasta el pasado 22 de mayo, cuando unos 26 miembros de las FARC, como reacción de la matanza de 11 soldados colombianos, fueron asesinados por los bombardeos de los militares colombianos, ya que la guerrilla decidió suspender la tregua unilateral.

Uniformados asesinados por las FARC

 

En respuesta a los bombardeos militares, el grupo guerrillero emprende actos diarios de desobediencia social. En la jornada de ayer, dos militares murieron y otros dos resultaron heridos en los ataques de las FARC en dos departamentos ubicados en el suroeste de Colombia.

mno/ktg/nal

Comentarios