• El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, durante un acto público en Barranquilla, 28 de julio de 2017.
Publicada: viernes, 28 de julio de 2017 23:03
Actualizada: sábado, 29 de julio de 2017 0:48

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, dijo el viernes que su Gobierno no reconocerá los resultados de la elección de la Constituyente en Venezuela.

Santos aseguró que Colombia no reconocerá los resultados del proceso electoral para elegir a los miembros de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), convocada por su par venezolano, Nicolás Maduro, por tener un “origen espurio”.

"No estuve de acuerdo con esa Constituyente como no estuvo de acuerdo la comunidad internacional, con la convocatoria a esa Asamblea Constituyente el próximo domingo. Esa Constituyente tiene un origen espurio y por consiguiente sus resultados tampoco podremos reconocerlos", dijo el jefe de Estado colombiano desde la Universidad Autónoma del Caribe en Barranquilla.

Santos insistió que Colombia seguirá persistiendo para que Venezuela encuentre una solución pacífica, "ojalá rápida y democrática" y expresó su solidaridad con los habitantes del país vecino "para que salga pronto de ese oscurantismo". 

La declaración de Santos se conoce horas después de que en un acto público el presidente Maduro lo llamara "vasallo del imperio". 

"Yo sí soy un vasallo, pero de la República de las letras que a comienzos del siglo XIX autoproclamó a un grupo de científicos amantes de la libertad (...)", declaró Santos en la celebración de los 50 años de la Universidad Autónoma del Caribe.

Esa Constituyente tiene un origen espurio y por consiguiente sus resultados tampoco podremos reconocerlos", dijo el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos.

Maduro arreció sus ataques en contra de Santos y del presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, acusándolos de colaborar con la Agencia Central de Inteligencia de EE.UU. (CIA, por sus siglas en inglés), señalamientos que fueron rechazados por la Cancillería colombiana.

El 26 de julio, México y Colombia afirmaron que el Gobierno de Maduro busca "distraer" su "grave" crisis económica y política difundiendo "información falsa", como la de una supuesta intervención de ambos países para derrocarlo.

Un día después, Maduro puso de manifiesto que Venezuela es blanco de una trama tendida por EE.UU. para asfixiar su economía, apuntando a su mercado petrolero, y aseveró que su Gobierno “está preparado para cualquier escenario”.

lvs/ctl/hgn/rba

Comentarios