• La niña nacida de un útero trasplantado de una donante fallecida, a las pocas horas de nacer, Hospital Universitario de São Paulo, Brasil
Publicada: viernes, 7 de diciembre de 2018 2:44

Médicos brasileños reportan que nació la primera bebé de una mujer que recibió un trasplante de útero de una donante fallecida.

Los trasplantes de útero de donantes fallecidas son factibles; concluye un estudio, publicado esta semana en la revista The Lancet, que anuncia el nacimiento en Brasil del primer bebé el pasado 15 de diciembre de 2017 con esta técnica.

Una de cada 500 mujeres con dificultades reproductivas tiene problemas uterinos debido a anomalías congénitas o por malformaciones, histerectomías o infecciones inesperadas. Las únicas opciones disponibles para tener un hijo son la adopción o la gestación subrogada.

Antes del caso brasileño se habían realizado otros diez trasplantes de útero de donantes fallecidas en EE.UU., República Checa y Turquía, pero este es el primero en dar lugar a un parto con vida. Sin embargo, aún no se han comparado las donaciones entre personas vivas y fallecidas, ni las técnicas quirúrgicas y de inmunosupresión que se supone lograrán optimizarse en el futuro.

Los primeros trasplantes de útero fueron un hito médico. No obstante, la necesidad de un donante vivo es una limitación importante”, indicó Dani Ejzenberg, médico del Hospital das Clínicas, de la Universidad de São Paulo.

 

“Los primeros trasplantes de útero fueron un hito médico. No obstante, la necesidad de un donante vivo es una limitación importante”, indicó Dani Ejzenberg, médico del Hospital das Clínicas, de la Universidad de São Paulo, que ha dirigido la investigación.

Una mujer de 32 años que tenía ovarios y producía óvulos, pero carecía de útero por padecer el síndrome de Mayer-Rokittansky-Kuster-Hauser, un trastorno congénito que afecta a una de cada 4500 mujeres, recibió el órgano de otra de 45 años fallecida por un derrame cerebral.

nlr/ncl/mkh/alg

Comentarios