• Ilustración artística de la sonda STEREO frente al Sol.
Publicada: martes, 4 de diciembre de 2018 15:59

Las sondas espaciales de la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés) han captado una impresionante imagen del Polo Norte del Sol.

La agencia ha señalado este martes en un comunicado que, aunque son muchas las misiones que la ESA ha mandado al espacio para estudiar el Sol, la mayoría de estas sondas han centrado sus observaciones en las regiones ecuatoriales, dejando los polos relativamente inexplorados, algo que ha llevado a los científicos a usar su creatividad y ensamblar imágenes de las regiones polares.

La imagen publicada extrapola las observaciones a baja latitud del Sol efectuadas por Proba-2 para reconstruir una vista del Polo Norte. Aunque los polos no se pueden ver directamente, cuando la nave observa la atmósfera solar, recoge datos de todo lo que aparece en su línea de visión, incluida la atmósfera que se extiende a lo largo del disco solar. A partir de estos datos, los científicos pueden inferir la apariencia de las regiones polares.

En la imagen, que comprende datos de la cámara de ultravioleta extremo SWAP de Proba-2, pueden verse las huellas del proceso de ensamblado. La línea que atraviesa el centro se debe a los minúsculos cambios en la atmósfera solar que se produjeron durante el tiempo que se tardó en crear la imagen. Esta también muestra una protuberancia brillante en la parte superior derecha del Sol, que se debe a un agujero coronal de baja latitud que rota alrededor del disco solar.

Este tipo de vistas contribuyen enormemente a desvelar los secretos de los polos, como la forma en que las ondas se propagan por nuestra estrella o en que se originan fenómenos como los agujeros y las eyecciones coronales que afectan a la meteorología espacial alrededor de la Tierra”, señala la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés).

La región del agujero coronal polar, que puede verse en forma de mancha oscura en el centro del disco solar, es una fuente de viento solar rápido. Se ve cómo contiene una sutil red de estructuras en claroscuro, que pueden provocar variaciones en la velocidad del viento solar.

“Este tipo de vistas contribuyen enormemente a desvelar los secretos de los polos, como la forma en que las ondas se propagan por nuestra estrella o en que se originan fenómenos como los agujeros y las eyecciones coronales que afectan a la meteorología espacial alrededor de la Tierra”, ha explicado la ESA.

myd/anz/mkh/alg

Comentarios