• Científicos descifran la manera de incrustar fotos y vídeos en el genoma humano.
Publicada: jueves, 13 de julio de 2017 1:56

Científicos de Harvard insertan imágenes de un caballo al galope en el ADN de bacterias.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Harvard ha insertado imágenes fijas y en movimiento en el genoma de bacterias de la especie Escherichia coli.

Toda la información que necesita un ser vivo está almacenada en su genoma, formado por unidades microscópicas de ADN. En un estudio publicado el miércoles en Nature, los investigadores demuestran cómo codificar imágenes sustituyendo píxeles por nucleótidos de ADN que quedan integrados en el genoma de las bacterias. Después secuencian el genoma de estos microbios y vuelven a recuperar las imágenes con un 90 % de su resolución original.

Los investigadores han demostrado el sistema con la imagen fija de una mano y cinco fotogramas de la yegua Annie G. galopando que fueron tomadas por el célebre fotógrafo Edward Muybridge en 1878.

Aunque la calidad de las imágenes recuperadas del genoma de las bacterias son un borroso conjunto de píxeles, suponen una primera demostración de cómo usar seres vivos para almacenar información, un paso previo al uso de organismos vivos para computación.

Uno de los fotogramas incrustados en las bacterias es el que muestra a un caballo suspendido en el aire en plena carrera.

El líder de la investigación de Harvard es George Church, un científico tan respetado como polémico por sus declaraciones acerca de producir un bebé neandertal usando clonación humana.

El reciente estudio del investigador demuestra un nuevo uso del CRISPR, el sistema para editar el genoma de cualquier ser vivo que tiene un enorme potencial en investigación y que ya se está probando para combatir el cáncer y otras enfermedades en humanos.

El CRISPR usa proteínas que cortan la secuencia genética original e insertan un nuevo fragmento. En un uso mucho menos polémico que la producción de humanos superiores o especies extintas, Church y el resto de su equipo demuestran cómo optimizar la grabación y recuperación de información usando el sistema de almacenamiento de información más antiguo de la Tierra, el ADN.

snr/anz/snz/rba

Comentarios