• --
Publicada: sábado, 27 de abril de 2013 12:12
Actualizada: jueves, 10 de diciembre de 2015 13:16

Un grupo de científicos chinos y estadounidenses crearon sensores experimentales para dotar a los robots de una piel artificial capaz de sentir. Los investigadores crearon una especie de lámina electrónica flexible y transparente de unos ocho mil transistores, usando nanocables verticales de óxido de zinc. Cada transistor sensible al tacto es capaz de convertir directamente el movimiento mecánico en señales que se controlan electrónicamente. “Cualquier movimiento mecánico, como el movimiento de un brazo o de los dedos de un robot, pueden ser convertidos en señales de control”, precisó el profesor del Instituto de Tecnología de Georgia (EE.UU.), Zhong Lin Wang, añadiendo que esta tecnología “podría hacer que la piel artificial fuera 'más inteligente y parecida a la piel humana”. Según los científicos, esta tecnología táctil ofrece mayor sensibilidad y resolución que las actuales técnicas disponibles en el mercado, pues su sensibilidad es comparable con la de los seres humanos. El sistema se basa en la llamada piezoelectricidad, un fenómeno que ocurre cuando se presionan materiales como el óxido de zinc. Los cambios en la polarización eléctrica de su masa pueden ser captados y traducidos en señales eléctricas creando así una sensación del tacto artificial. La investigación ha tardado tres años en crear unos sensores que seguían funcionando después de permanecer 24 horas en agua salina y destilada. ask/nii/