• La presidenta de Taiwán, Tsai Ing-Wen.
Publicada: viernes, 8 de octubre de 2021 9:49

La mandataria de Taiwán asegura que la isla no busca confrontación militar con nadie, pero sí una coexistencia pacífica con sus vecinos y libertad democrática.

Taiwán no busca la confrontación militar”, ha hecho hincapié este viernes la presidenta taiwanesa, Tsai Ing-Wen, en medio de la escalada de tensiones con China, mientras ha enfatizado que la isla aspira una coexistencia pacífica, estable, predecible, así como mutuamente beneficiosa con sus vecinos.

En un foro de seguridad en Taipéi (capital), la mandataria ha asegurado que Taiwán hará lo que sea necesario para defender su “libertad y su forma de vida democrática”.

Además, Tsai ha expresado su compromiso con los actores regionales con el fin de prevenir conflictos en el mar de la China Meridional y el estrecho de Taiwán.

 

El lunes, el ministro de Asuntos Exteriores de Taiwán, Joseph Wu, advirtió que las tensiones entre la isla y Pekín experimentaban una escalada peligrosa, por lo que Taipéi se está preparando para una posible guerra con el gigante asiático.

“Nos gustaría participar en intercambios de seguridad o inteligencia con otros socios de ideas afines, incluida Australia, para que Taiwán esté mejor preparada para hacer frente a la situación de guerra”, indicó el canciller.

China y Taiwán tienen pugnas por distintos motivos, como los esfuerzos separatistas de las autoridades taiwanesas, que se oponen al principio de una sola China, y al apoyo militar y político que recibe la isla de Estados Unidos.

Esto mientras Pekín ha afirmado una y otra vez que Taiwán es el tema más sensible y lo considera parte integrante de su país. De hecho, en los últimos meses, ha reforzado sus actividades militares cerca de Taiwán con el motivo de manifestar su rechazo a las políticas separatistas de la cúpula gobernante en Taipéi.

En este sentido, la Fuerza Aérea del gigante asiático envió el mismo lunes 56 aviones de combate —incluidos cazas J-16 y bombarderos H-6— cerca de Taiwán y alertó de que respondería a todo intento de escisión de la isla con apoyo de EE.UU.

mdh/ctl/hnb