• El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, en una rueda de prensa en Washington D.C., 29 de abril de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 22 de junio de 2020 16:57
Actualizada: lunes, 22 de junio de 2020 17:46

La Cancillería china increpa al secretario de Estado de EE.UU. por propagar el “virus político” con vanos intentos por sembrar discordia entre China y otros países.

El viernes, durante una intervención virtual en la cumbre sobre la democracia en Copenhague, el secretario de Estado de EE.UU. renovó sus críticas en contra del Gobierno de Pekín, acusándolo de “mentir sobre el coronavirus y dejar que este se extendiera al resto del mundo”.

Según el diario chino Global Times, durante una conferencia de prensa realizada este lunes, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Zhao Lijian, ha enfatizado que el gigante asiático rechaza firmemente las acusaciones infundadas hechas por Pompeo.

Aconsejamos al político estadounidense que corrija sus errores, deje de propagar el virus político y haga más para promover la cooperación entre China y Estados Unidos, en lugar de socavarla”, ha declarado Zhao.

 

Sólo dos días después de conversar con representantes chinos sobre las tensiones transpacíficas, Pompeo hizo una amenaza velada a los países europeos para que no se acercaran a China.

El vocero también ha insistido en que Pompeo está tratando de crear una brecha entre el gigante asiático y otros países.

Zhao ha puesto de relieve que los comentarios de Pompeo contradicen los derechos básicos y las normas de las relaciones internacionales, y solo revelan su mentalidad profundamente arraigada de la Guerra Fría y su sesgo ideológico, para luego añadir que tales pensamientos y actitudes no tienen cabida en la comunidad internacional.

China, al igual que muchos expertos, asevera que Washington intenta buscar chivos expiatorios para justificar sus deficiencias en la respuesta ante el nuevo coronavirus, causante de la COVID-19, que, según las cifras del portal de estadísticas mundiales Worldometer, hasta el momento, ha segado la vida de 122 305 personas en el país norteamericano.

nsr/ctl/myd/rba