• Las nuevas manifestaciones en Hong Kong agradecen a Trump
Publicada: domingo, 1 de diciembre de 2019 9:39

Pese al malestar de China por la injerencia extranjera en Hong Kong, cientos de personas toman las calles de la región semiautónoma para pedir el apoyo de EE.UU.

El viernes, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó la llamada “Ley de Derechos Humanos y Democracia de Hong Kong”, aupada por las dos Cámaras del Congreso, que permitiría a la Casa Blanca sancionar a funcionarios chinos y tendría un sinnúmero de implicaciones en la economía, la política y la vida de la región autónoma especial de China.

Inmediatamente, el Gobierno de Pekín tildó la medida de injerencia intolerable en sus asuntos internos, pero, incluso los propios expertos legales estadounidenses la consideraron un acto de naturaleza hipócrita.

“Esta autodenominada legislación solo fortalecerá la resolución del pueblo chino, incluida la gente de Hong Kong, y pondrá en evidencia las siniestras intenciones y la naturaleza hegemónica de Estados Unidos”, dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores de China. “La trama estadounidense está condenada”.

Sin embargo, este domingo, agitando banderas estadounidenses y con algunos sombreros y camisetas con la imagen de Donald Trump, cientos de hongkoneses han marchado hacia el consulado de EE.UU. para expresar su gratitud a Washington por respaldar las protestas antigubernamentales que se iniciaron hace casi seis meses en Hong Kong.

Los descontentos han pedido a Trump interceder en la crisis que vive Hong Kong. “Presidente Trump, por favor libere a Hong Kong”, apostillaba una pancarta en la marcha de hoy.

“Gracias, presidente Trump, por su gran regalo a Hong Kong y que Dios bendiga a Estados Unidos”, ha dicho una de las manifestantes al comienzo de la movilización, refiriéndose a la normativa aprobada.

Esta autodenominada legislación (Ley de Derechos Humanos y Democracia de Hong Kong, firmada por Donald Trump) solo fortalecerá la resolución del pueblo chino, incluida la gente de Hong Kong, y pondrá en evidencia las siniestras intenciones y la naturaleza hegemónica de Estados Unidos”, dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores de China.

Muchas familias con sus niños han denunciado también el uso de gases lacrimógenos por los policías durante las acciones de protesta. “No gases lacrimógenos, salven a nuestros hijos”, se leía en varios carteles.

Tras la aludida firma de Trump, la Cancillería china denunció que la ley de EE.UU. sobre una región semiautónoma que forma parte de China, “es una abominación absoluta y oculta intenciones siniestras”, al tiempo que amenazó con tomar medidas de represalia.

Las manifestación comenzaron desde junio en contra de un proyecto de ley, que autorizaba las extradiciones a la China continental, de sospechosos de haber cometido delitos en Hong Kong.

Aunque el Gobierno de Hong Kong anunció la retirada definitiva de dicha ley, pero, las marchas continuaron y, en este contexto, Pekín indicó que tales hechos estaban siendo apoyados por Estados Unidos y algunos países extranjeros.

LEER MÁS: China acusa a EEUU y al Reino Unido de socavar su soberanía

nlr/ctl/msf

Comentarios