• Dos cazas bombarderos del Ejército de China en pleno vuelo.
Publicada: sábado, 18 de agosto de 2018 8:26
Actualizada: sábado, 18 de agosto de 2018 10:21

China expresa su protesta por el informe del Pentágono que sugería que Pekín se está entrenando para atacar a EE.UU. y a aliados regionales en océano Pacífico.

“El informe mencionado no tiene en cuenta los hechos reales, propone comentarios absurdos sobre el ámbito de defensa de China, así como declaraciones irresponsables sobre la soberanía y la integridad territorial de China, la parte china expresa una fuerte protesta en esta relación”, así declaró el portavoz del Ministerio de Exteriores, Lu Kang, en un comunicado emitido este sábado.

El citado informe elaborado por el Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono), subrayaba que China estaba expandiendo sus áreas operativas de bombarderos sobre el océano Pacífico en los últimos años con previsión de desarrollar una política militar con carácter ofensivo en contra de las posiciones estadounidenses y de su aliados regionales.

En contra de estas alegaciones del Pentágono, el texto señala que promulgar una política de defensa para proteger la independencia, la soberanía y la integridad territorial es el derecho legítimo de cualquier Estado soberano.

El informe mencionado no tiene en cuenta los hechos reales, propone comentarios absurdos sobre el ámbito de defensa de China, así como declaraciones irresponsables sobre la soberanía y la integridad territorial de China, la parte china expresa una fuerte protesta en esta relación”, así reprueba la Cancillería china en un comunicado emitido sobre un reciente informe elaborado por el Pentágono.

 

Dado que es un derecho de cada Estado de salvaguardar los intereses nacionales de su pueblo, añade la nota que toda decisión que se tome, Pekín “está plenamente justificado y no tiene nada que pueda ser objeto de reproches”.

Lu Kang hizo un llamamiento a EE.UU. a que renuncie a la lógica de la Guerra Fría y que evalúe objetivamente las intenciones estratégicas y la construcción de defensa de China.

Tras instar a Washington a que deje de publicar cada año informes irresponsables, Pekín solicitó a la Casa Blanca que desarrolle mediante acciones reales las relaciones bilaterales, ya de por sí malas, por la también disputa comercial iniciada hace unos meses por el presidente Donald Trump.

krd/ktg/hnb