• El portavoz del Ministerio de Exteriores de China, Lu Kang, habla en una rueda de prensa en Pekín, capital china.
Publicada: viernes, 16 de marzo de 2018 1:19
Actualizada: viernes, 16 de marzo de 2018 13:29

China reitera su apoyo y compromiso con el acuerdo nuclear consensuado en 2015 entre Irán y el Grupo 5+1, y expresa su esperanza de que el nombramiento de Mike Pompeo como el nuevo secretario de Estado de EE.UU. no perjudique a este convenio multilateral.

El portavoz del Ministerio de Exteriores de China, Lu Kang, ha elogiado este jueves al convenio nuclear, describiéndolo como “un modelo de la comunidad internacional que trabaja en conjunto para resolver el problema de la no proliferación a través del diálogo político”.

“El JCPOA (siglas en inglés del Plan Integral de Acción Conjunta) es un acuerdo histórico que requiere protección”, ha precisado Lu usando el nombre oficial del pacto nuclear logrado después de casi tres años de duras platicas entre Irán y el G5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Rusia, China y Francia, más Alemania).

El vocero chino ha asegurado que Pekín seguirá implementando “con cuidado y con seriedad” su parte del acuerdo, siempre y cuando otros signatarios también lo hagan. 

Hablando con periodistas en una sesión informativa en Pekín, Lu ha reaccionado además, a la sorprendente decisión de la Casa Blanca de sustituir al ahora exsecretario de Estado Rex Tillerson por el director de la Agencia Central de Inteligencia estadounidense (CIA, por sus siglas en inglés), Mike Pompeo, un feroz crítico del acuerdo nuclear con Irán.

El JCPOA (siglas en inglés del Plan Integral de Acción Conjunta) es un acuerdo histórico que requiere protección”, ha precisado el portavoz del Ministerio de Exteriores de China, Lu Kang.

 

Ha manifestado su esperanza de que dicha decisión “no tenga ningún impacto en las relaciones y cooperaciones chino-estadounidenses en los principales campos como las conversaciones con Corea del Norte o el acuerdo nuclear con Irán”.

Analistas políticos y medios de comunicación estadounidenses opinan que el presidente Donald Trump ha nombrado a Pompeo con el fin de reforzar su política extremista frente a Irán y Corea del Norte.

A principios de enero, Trump amenazó con retirarse del pacto nuclear a menos que sus aliados europeos aceptasen cambiar a su gusto lo que el mandatario considera el “peor acuerdo” jamás alcanzado. Su exigencia fundamental es restringir el poder balístico iraní.

Por su parte, la República Islámica dice que no le importan los cambios dentro de la administración estadounidense, pero advierte que si Washington rompe el acuerdo, Teherán podría restablecer su capacidad nuclear, eliminando las limitaciones acordadas en 2015.

ftm/lvs/hgn/rba

Comentarios