• El portavoz de la Cancillería china, Geng Shuang, durante una rueda de prensa celebrada en Pekín, 26 de septiembre de 2016.
Publicada: viernes, 10 de marzo de 2017 0:23

El Ministerio de Asuntos Exteriores de China insta a EE.UU. a cesar sus ciberataques tras la revelación de Wikileaks sobre el programa de pirateo por la CIA.

"Instamos a Estados Unidos a que deje de escuchar, monitorizar, robar secretos y el pirateo de internet contra China y otros países", ha indicado este jueves el portavoz de la Cancillería china, Geng Shuang.

Según los documentos publicados el martes por el portal de filtraciones Wikileaks, la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) elaboró más de mil programas maliciosos como virus, troyanos y otros que permiten tomar el control de dispositivos electrónicos (teléfonos, televisiones, incluso automóviles) para espiar a sus usuarios.

Instamos a Estados Unidos a que deje de escuchar, monitorizar, robar secretos y el pirateo de internet contra China y otros países", dice el portavoz de la Cancillería china, Geng Shuang.

Luego de expresar preocupación por las informaciones que apuntan a Estados Unidos, el portavoz chino ha advertido de que Pekín salvaguardará firmemente su ciberseguridad.

Shuang ha recalcado la voluntad china para cooperar con la comunidad internacional a fin de formular una serie de reglas internacionales del ciberespacio que sea aceptable para todas las partes en el marco de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

 

La reacción china a la filtración de Wikileaks ha coincidido con la respuesta de Pekín al último informe anual de EE.UU. sobre la situación de derechos humanos en el mundo.

A su vez, Pekín ha denunciado, a través de un informe, el "trato discriminatorio hacia las minorías", con "la peor brecha salarial en cuatro décadas" entre negros y blancos y una marginación "cada vez mayor" de los musulmanes en EE.UU.

El texto también hace referencia a los frecuentes crímenes cometidos en EE.UU. por el uso de armas de fuego. El año pasado, murieron una cantidad de víctimas. "Se produjeron 58.100 casos de uso de armas, incluidos 385 contra concentraciones masivas de gente, con un saldo de 15.000 muertos y 30.600 heridos", concreta el informe chino.

alg/ncl/mkh/hnb

Comentarios