• Armada naval estadounidense en las aguas del Mar Meridional de China.
Publicada: martes, 5 de julio de 2016 21:40
Actualizada: lunes, 30 de enero de 2017 12:30

Pekín debe estar listo para cualquier confrontación militar y hacer pagar a EE.UU su injerencia en la disputa del mar de China Meridional, según un diario oficial chino.

A unos días de que la Corte Permanente de Arbitraje (CPA) de La Haya se pronuncie respecto a la disputa que mantiene China y Filipinas sobre las islas Spratly (llamadas Nansha por China), el periódico oficial Global Times, ha advertido este martes que Pekín debe prepararse para hacer que EE.UU "pague un coste por su presencia" e injerencia en la disputa del Mar Meridional de China por la fuerza.

El rotativo chino hace hincapié en la acumulación de fuerzas militares estadounidenses en el Mar del Sur de China, incluido el despliegue de dos portaaviones, y lo considera "una amenaza directa a la seguridad nacional".

Incluso pese a que China no puede seguir el ritmo de EE.UU. militarmente a corto plazo, debería ser capaz de hacer que EE.UU. pague un coste que no pueda soportar si interviene en la disputa del mar de China Meridional por la fuerza", advierte el diario oficial chino Global Times.

Alerta asimismo que, tras el fallo de la CPA, EE.UU. podría incrementar sus presiones sobre China por lo que recomienda a las autoridades chinas que mejoren la capacidad militar de "disuasión estratégica" del país.

"Incluso pese a que China no puede seguir el ritmo de EE.UU. militarmente a corto plazo, debería ser capaz de hacer que EE.UU. pague un coste que no pueda soportar si interviene en la disputa del mar de China Meridional por la fuerza", señala el editorial de Global Times.

Pese a sus avisos, Global Times afirma que China es un país pacífico que acoge el diálogo sobre la disputada regional. 

 

En 2013, Filipinas presentó una denuncia ante la CPA, pidiendo que emita una sentencia sobre la soberanía de las islas Spratly, que se encuentran en el centro de las rutas de navegación de una importancia económica en la zona.

Por su parte, Pekín no reconoce la competencia del ente internacional y anticipó que desconocerá la sentencia, que presume desfavorable a los intereses chinos.

Pekín considera que EE.UU., con su apoyo a Filipinas y Vietnam en la disputa por la soberanía de dichas islas, exacerba la tensión en la zona con el objetivo de tratar de dominar las aguas del mar de China Meridional

China que reclama como suyo casi un 90 % del territorio en litigio en el mar de China Meridional, en especial las islas Spratly, ordenó en mayo del 2015 la construcción de islas artificiales en la zona, hecho que agravó sus tensiones con EE.UU.

krd/ncl/mrk

Comentarios