• Organizaciones de derechos humanos en Chile insisten en pedir justicia por los muertos y desaparecidos durante el Gobierno militar.
Publicada: lunes, 5 de septiembre de 2016 10:10
Actualizada: lunes, 5 de septiembre de 2016 12:06

Defensores de los derechos humanos denunciaron enérgicamente la continuidad del secreto de los archivos sobre la dictadura en Chile.

Mediante un comunicado emitido el domingo, una decena de agrupaciones pro derechos humanos criticaron la decisión del pasado miércoles de la Cámara de los Diputados basada en mantener el secreto de los archivos de la llamada la Comisión Nacional sobre Prisión Política y Tortura (Valech).

“En una vergonzosa votación en la que abundaron comentarios y opiniones desinformadas e incluso mentirosas. Quienes votaron en contra reinstalan, una vez más, la impunidad y se convierten en cómplices de los victimarios”, reza el texto.

En una vergonzosa votación en la que abundaron comentarios y opiniones desinformadas e incluso mentirosas. Quienes votaron en contra reinstalan, una vez más, la impunidad y se convierten en cómplices de los victimarios”, criticaron agrupaciones defensoras de los derechos humanos en Chile.

Se referían así a 'la mantención del secreto por 50 años de los antecedentes y testimonios recogidos en la llamada Comisión sobre Prisión Política y Tortura, que lideró el obispo Sergio Valech'.

La medida, a su criterio, provoca la impunidad de los crímenes de la dictadura ya que los tribunales y jueces no podrán consultar los documentos a los que no hay acceso público.

 

“Es en realidad un escudo protector para los torturadores que, en muchos casos, también fueron los autores materiales o cómplices de asesinatos y desapariciones forzadas”, sentenciaron.

Desde hace meses dos ciudadanos chilenos han exigido judicialmente la apertura de los archivos sobre las relaciones del régimen de Tel Aviv con el exdictador chileno Augusto Pinochet.

Como señala el abogado de los dos chilenos, Itai Mack, los documentos de EE.UU. indican que el régimen de Israel fue uno de los principales exportadores de armas a Chile hacia el final de la dictadura de Pinochet (1973-1990), y ponen de relieve el carácter “político” en los encuentros internacionales.

La dictadura de Augusto Pinochet  acabó en 2006. La Justicia logró procesarlo por algunas de las más de 3 200 víctimas, entre muertos y 1192 desaparecidos, que dejó su régimen, así como por enriquecimiento ilícito.

msm/nii/msf

Comentarios