• Flavia Pansier, número dos del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU.
  • Desplazados en un campo en Bangui, capital de República Centroafricana (RCA).
Publicada: martes, 26 de mayo de 2015 15:07

La ONU estaba al tanto, desde hace meses, de las acusaciones de abusos sexuales que cometieron las tropas francesas a menores en la República Centroafricana (RCA), pero las ignoró.

Así lo revela la número dos del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Flavia Pansieri, en un comunicado firmado con fecha del 26 de marzo y al que tuvo acceso la agencia británica de noticias Associated Press (AP).

Según la nota divulgada este martes por la AP, los responsables de la ONU tenían conocimiento de las acusaciones de abusos remitidas por su propio personal, sin embargo, no tomaron las medidas oportunas porque asumieron que las autoridades galas lo gestionarían, según documentos identificados como "estrictamente confidenciales", a pesar de que Francia presionó a la ONU para obtener más información sobre el caso.

El escándalo fue desvelado después de que el portavoz adjunto de la ONU, Farhan Haq, presentara un informe que documenta la explotación sexual de menores por parte de tropas francesas acampadas en la RCA, incluyendo detalles de las víctimas y los soldados involucrados.

Soldados franceses desplegados en la República Centroafricana (RCA)

 

Pansieri asegura que un colega suyo filtró en julio de 2014 los resultados de la investigación a las autoridades galas porque no creía que la recién creada misión de paz de Naciones Unidas en RCA fuera a hacer algo respecto a las acusaciones.

El responsable de la ONU fue suspendido de su cargo un año después de que la organización supiera de las primeras acusaciones de niños abusados.

Si bien la ONU no identificó al funcionario, el diario británico The Guardian divulgó que era el sueco Anders Kompass, residente en Ginebra (Suiza), quien había pasado el documento confidencial antes de que fuera presentado a las autoridades del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos.

En la nota, Pansieri asume toda la responsabilidad por no haber prestado al asunto la debida atención, ya que, según cuenta, dejó de lado el caso para dar prioridad a otros asuntos como recortes de presupuesto, desde el pasado otoño y hasta principios de marzo, cuando su superior, el alto comisionado, planteó el tema.

Francia envió tropas a República Centroafricana a finales de 2013, cuando el país estaba sumido en actos violentos desatados tras el derrocamiento del expresidente François Bozizé (2003-2013).

Desplazados en un campo en Bangui, capital de República Centroafricana (RCA)

 

Los soldados franceses desplegados en un campo de desplazados en el aeropuerto de Bangui, la capital de la RCA, abusaron de menores a cambio de galletas, otros alimentos o botellas de agua, según han relatado testigos presenciales.

Todavía no está claro dónde se encuentran ahora los soldados acusados. Francia no ha anunciado ningún arresto.

La oficina de derechos humanos de la ONU se negó el lunes a pronunciarse en torno a los comentarios sobre la declaración firmada de Pansieri.

mep/anz/rba

Comentarios