• El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Raad al-Husein.
Publicada: viernes, 29 de enero de 2016 14:53

Informes de la ONU revelan posibles nuevos casos de abusos sexuales cometidos por soldados extranjeros, europeos entre ellos, a menores de edad en la República Centroafricana (RCA).

El anuncio lo ha hecho este viernes el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), Zeid Raad al-Husein, quien ha precisado que los supuestos abusos ocurrieron en su mayoría en el año 2014, aunque no se conocieron hasta las últimas semanas.

Un equipo de la ONU recolectó la información a través de entrevistas con las víctimas, entre las cuales hay niños y niñas de hasta 7 años de edad, que dijeron que habían sufrido abusos sexuales o explotación por parte de soldados extranjeros, señala un comunicado emitido por la oficina de Raad al-Husein, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH).

Un comunicado emitido por la oficina de Raad al-Husein señala que un equipo de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) recolectó la información a través de entrevistas con las víctimas, entre las cuales hay niños y niñas de hasta 7 años de edad, que dijeron que habían sufrido abusos sexuales o explotación por parte de soldados extranjeros.

Entre los entrevistados hay dos menores de 7 y 9 años de edad, que dijeron que fueron objeto de violaciones y abusos por parte de uniformados franceses que integraban la misión Sangaris.

Los mencionados casos han ocurrido en los alrededores del campo de refugiados de M'Poko, situado junto al aeropuerto de Bangui, capital de RCA.

El alto funcionario de las Naciones Unidas se ha declarado alarmado por estas acusaciones y por casos similares ocurridos en el pasado, y ha lamentado que los autores, en la mayoría de las ocasiones, siguen gozan de impunidad y no son sometidos a un juicio con garantías.

Raad al-Husein ha pedido que "estas acusaciones extremadamente graves sean investigadas de forma urgente", y ha advertido de que los casos de este tipo "alientan más violaciones", dada la falta de castigo.

El comunicado agrega que el organismo internacional ha remitido los casos a las autoridades pertinentes de la Fuerza de la Unión Europea y de la misión francesa en la RCA, y todas han anunciado haber abierto una investigación al respecto.

El país centroafricano es escenario de crímenes sectarios tras el golpe de Estado de 2013. En diciembre de ese mismo año, las Naciones Unidas permitieron a Francia enviar tropas al país, antigua colonia suya, "para desactivar el conflicto".

No obstante, y pese a la presencia de las fuerzas de las Naciones Unidas —y las francesas— en ese país africano, no sólo la inseguridad persiste, sino que la población, en su mayoría niños y mujeres, sufre abusos y violaciones sexuales por parte de las fuerzas extranjeras que llegaron al país con una misión de paz.

ftm/mla/nal