• Exigencias de países árabes a Catar violan los DDHH
Publicada: sábado, 24 de junio de 2017 13:30
Actualizada: domingo, 25 de junio de 2017 1:47

Una comisión catarí advierte de que la lista de exigencias planteada a Catar por los ‎países ribereños del Golfo Pérsico viola los derechos humanos.‎

"Si acepta ese tipo de demandas y condiciones, Catar pasará a estar en el punto de mira de la comunidad internacional e incurrirá en la violación de sus obligaciones en relación con las convenciones de derechos humanos", indicó el viernes en un comunicado la Comisión Nacional de Derechos Humanos de Catar.

La organización, de carácter semigubernamental, pide al Gobierno catarí que no acepte dicha petición donde, de hecho, figuran trece directrices que deberán seguir para que Arabia Saudí, los Emiratos Árabes Unidos, Egipto y Baréin retiren el bloqueo. Estos cuatro países rompieron sus relaciones con Doha a principios de junio, tras acusar a este país de "apoyar al terrorismo" y le impusieron un férreo bloqueo.

Los países árabes, cabezas visibles de la crisis con Catar, han enviado una lista de demandas a Doha a través Kuwait, con la intención de negociar la solución del conflicto diplomático, según informó el viernes la cadena saudí Al Arabiya.

Según el canal, estos Estados árabes exigen a Catar, como principal medida, que corte sus relaciones diplomáticas con Irán, país al que acusan “sin fundamento” de apoyar el extremismo.

Si acepta ese tipo de demandas y condiciones, Catar pasará a estar en el punto de mira de la comunidad internacional e incurrirá en la violación de sus obligaciones en relación con las convenciones de derechos humanos", indicó el viernes en un comunicado la Comisión Nacional de Derechos Humanos de Catar.

También demandan a Catar que cierre el canal de televisión Al Jazeera, cuyas oficinas en esos tres países están siendo clausuradas. A esta medida se ha sumado Jordania, mientras que en Egipto ya se cerraron en 2013. Otro de los puntos solicitados es el cierre de la base militar turca en territorio catarí.

En este contexto, el ministro de Defensa de Turquía, Fikri Isik, ha rechazado tajantemente la posibilidad de desmantelar la base militar turca en Catar.

Dichos países árabes han dado un plazo de diez días a Doha para que se cumplan sus demandas.

Catar ha negado todas las acusaciones y, si bien las autoridades del país han afirmado que están abiertas a negociar, dicen que no retrocederán ni un paso en sus derechos.

alg/snr/nii/