• El rey saudí Salman bin Abdulaziz Al Saud espera la llegada del presidente de EE.UU., Donald Trump, a Riad, 21 de mayo 2017.
Publicada: jueves, 8 de junio de 2017 23:31
Actualizada: viernes, 9 de junio de 2017 1:08

Arabia Saudí, Baréin, Egipto y los Emiratos Árabes Unidos (EAU) añaden 59 individuos y 12 entidades vinculados a Catar a sus ‘listas de terrorismo’.

"Los cuatro países acordaron señalar a 59 personas y 12 entidades en su lista del terrorismo" y prometen "no ser indulgentes a la hora de perseguir" a esas personas y agrupaciones, indica un comunicado conjunto emitido el jueves por Arabia Saudí, los EAU, Egipto y Baréin.

Las personas y organizaciones incluidas en la lista negra, añade el texto, “están conectadas con Catar y responden a un plan sospechoso que pone en evidencia la dualidad de la política de Catar".

Está demostrado, según sus autores, que Catar afirma por un lado combatir el terrorismo, pero por otro financia, respalda y cobija a diferentes organizaciones terroristas.

La lista contiene al menos dos nombres considerados internacionalmente como respaldos financieros del terrorismo y contra los cuales –según el último informe del Departamento de Estado estadounidense– Catar ya ha actuado.

Se trata de Sad al-Kabi y Abd al-Latif al-Kawari, mencionados entre las decenas de individuos y entidades señalados por Arabia Saudí y sus tres aliados.

En la madrugada del domingo al lunes, Arabia Saudí, Baréin, Egipto y los EAU, entre otros, anunciaron la ruptura de relaciones diplomáticas con Catar por supuestamente apoyar a organizaciones terroristas. Por su parte, Doha ha calificado de "injustificadas" y "basadas en afirmaciones infundadas" las medidas adoptadas en su contra.

Los cuatro países acordaron señalar a 59 personas y 12 entidades en su lista del terrorismo", reza el comunicado emitido por Arabia Saudí, los EAU, Egipto y Baréin.

Tras la ruptura de relaciones diplomáticas, dichos cuatro países suspendieron todos sus vuelos al territorio catarí y pidieron a los cataríes que abandonen sus respectivos países en los próximos 14 días. Doha adoptó las mismas medidas.

La disputa política entre Catar y los países árabes del Golfo Pérsico comenzó días después de que la agencia de noticias oficial catarí QNA publicara declaraciones atribuidas al emir catarí, Tamim bin Hamad Al Thani, que tocaban temas de política regional delicados, incluidos los vínculos con Irán y el régimen de Israel y con referencias a las relaciones de Doha con Washington.

Se ha afirmado que Al Thani dijo que “no hay sabiduría en aumentar la hostilidad hacia Irán” y que su relación con la Administración estadounidense de Donald Trump “fue tensa, a pesar de una reunión positiva” entre ambos líderes en Riad. Por su parte, Doha ha rechazado rotundamente el informe, añadiendo que la agencia de noticias fue blanco de piratería informática.

alg/mla/mjs/rba

Commentarios