• La ministra de presupuesto de Canadá, Jane Philpott (izda.), y el premier Justin Trudeau.
Publicada: martes, 5 de marzo de 2019 5:41
Actualizada: martes, 5 de marzo de 2019 7:06

La ministra de presupuesto de Canadá renuncia y dice que ya no confiaba en el Gobierno del premier Justin Trudeau que está envuelto en una gran crisis política.

“He estado considerando los eventos que han sacudido al gobierno federal en las últimas semanas y luego de una seria reflexión, he llegado a la conclusión de que debo renunciar como miembro del Gabinete”, indicó el lunes Jane Philpott.

La salida de Philpott se produce 72 horas después de que Trudeau remodelara su gabinete obligado por la dimisión de la exministra de Justicia Jody Wilson-Raybould.

Además, la inesperada renuncia de Philpott agrava la crisis del Gobierno e intensifica la presión sobre Trudeau siete meses antes de que convoque los comicios generales.

Distintos medios han informado de que Philpott es cercana a Wilson-Raybould, quien desencadenó la crisis del Gobierno de Trudeau quien ha sido acusado de intentar evitar el enjuiciamiento por fraude de la empresa constructora del país, SNC-Lavalin.

La empresa fue acusada en 2015 de corrupción por sobornar a funcionarios en Libia en tiempos del coronel Muamar Gadafi (1969-2011) para asegurarse contratos gubernamentales.

He estado considerando los eventos que han sacudido al gobierno federal en las últimas semanas y luego de una seria reflexión, he llegado a la conclusión de que debo renunciar como miembro del Gabinete”, dice la ministra de presupuesto de Canadá, Jane Philpott, tras anunciar su renuncia.

 

La dimisión de Philpott se produce en un momento en que la oposición pide la renuncia del premier y el lanzamiento de una investigación federal para investigar los reclamos de la exministra de justicia durante su testimonio de febrero en la Comisión de Justicia de la Cámara de los Comunes.

Wilson-Raybould afirmó que el primer ministro, uno de sus ministros y consejeros cercanos, le aplicaron una presión inapropiada, incluidas las “amenazas encubiertas”, para intervenir en un proceso penal y que le acosaron para que se resolviera el caso fuera de tribunales. 

Durante semanas, la gran pregunta en Canadá ha sido cómo afectará esta crisis en los planes de reelección de Trudeau. Tras las renuncias y a raíz del testimonio de Wilson-Raybould, la fecha de los comicios se percibe cada vez más lejana.

alg/rha/snz/mkh

Comentarios