• El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, ofrece una rueda de prensa en Londres, capital británica, 19 de abril de 2018.
Publicada: jueves, 17 de mayo de 2018 5:38
Actualizada: viernes, 18 de mayo de 2018 8:31

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, pide que se abra una ‘investigación independiente’ sobre la creciente cifra de muertes causadas en la Franja de Gaza por las fuerzas de guerra israelíes, que siguen reprimiendo las protestas con armas de fuego real.

“El uso, según se ha informado, de fuerza excesiva y munición real es injustificable (…) Canadá reclama una investigación independiente inmediata para examinar a fondo lo realmente ocurrido sobre el terreno, incluidas violencias y usos excesivos de fuerza”, señala un comunicado emitido ayer miércoles por el mandatario.

Dada la muerte, desde el lunes, de más de 60 palestinos a manos de los militares israelíes, el primer ministro canadiense subraya en la nota la necesidad de determinar con certidumbre lo que está sucediendo en el asediado enclave costero.

Trudeau ofrece además la ayuda de su país para llevar a cabo la investigación y promete cooperar con “sus socios internacionales”, así como en instituciones multinacionales para “hacer frente a esta seria situación”.

El uso, según se ha informado, de fuerza excesiva y munición real (por parte del ejército israelí contra los palestinos) es injustificable (…) Canadá reclama una investigación independiente inmediata para examinar a fondo lo realmente ocurrido sobre el terreno, incluidas violencias y usos excesivos de fuerza”, señaló el primer ministro canadiense, Justin Trudeau.

 

El mandatario dice asimismo estar “consternado” en particular por la presencia entre los más de 2000 heridos —junto a manifestantes desarmados, corresponsales, personal del servicio de emergencias y niños— del médico de nacionalidad canadiense Tarek Loubani.

“Haremos todo lo que esté a nuestro alcance para ayudar a Loubani y a su familia, además de determinar cómo llegó a resultar herido un ciudadano canadiense”, promete.

El primer ministro canadiense asegura por último que Ottawa se mantendrá en contacto con los dirigentes israelíes para “llegar al fondo de estos acontecimientos”.

La protesta del lunes, el día más sangriento de los últimos años, coincidió con el 70.o aniversario de la creación del régimen de ocupación israelí, el Día de la Nakba, así como con la apertura oficial de la embajada estadounidense en Al-Quds (Jerusalén), tras declarar Washington esa ciudad, legal e históricamente parte de Palestina, capital de Israel.

Los crímenes israelíes y el uso de munición real para dispersar las protestas han suscitado críticas y condenas en todo el mundo, incluida la ciudad de Tel Aviv, en el oeste de los territorios ocupados. No obstante, pese a la brutal represión israelí, los palestinos siguen las movilizaciones callejeras contra la ocupación, no solo en la Franja de Gaza, sino también en Cisjordania.

ask/mla/alg

Commentarios