• Egido: Bolsonaro llegó al poder mediante uso sesgado de justicia
Publicada: jueves, 2 de enero de 2020 18:48

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, llegó al poder mediante el uso sesgado de la justicia para encarcelar a Luiz Inácio Lula da Silva, opina un analista.

“El factor determinante de la llegada al poder de este individuo (Jair Bolsonaro), que es una vergüenza para el país brasilero y casi para toda Sudamérica, (...) es el uso partidarista y sesgado de la justicia para imputar y encarcelar al expresidente Lula da Silva que tenía en todas las encuestas amplias posibilidades de volver otra vez a la presidencia del Brasil, sin esta intervención espuria de un aparato judicial manipulado y controlado él no sería y no hubiera sido jamás presidente de Brasil”, ha declarado este jueves el analista en temas internacionales José Antonio Egido, en una entrevista concedida a HispanTV.

A su juicio, Lula da Silva tiene que aprovechar los meses que está libre porque “hay amenazas de volverle a encarcelar” para crear una amplia unidad nacional y popular en su país.

Egido ha señalado que el exdirigente está enfrentado con la “reacción del establishment”, es decir; el alto mando militar, el grupo mediático, o el globo de la burguesía paulista e incluso el poder norteamericano que tiene una gran influencia en Brasil.

Ante tal avalancha de adversarios para frenar el avance progresista representada por Lula, el entrevistado, ha subrayado que por suerte el líder del Partido de los Trabajadores (PT) sigue teniendo una gran aceptación entre la sociedad brasileña.

 

El experto también ha mencionado que algunos analistas señalan que en Brasil, “el verdadero poder Ejecutivo no es Bolsonaro, que es una simple marioneta, sino que es el alto mando militar”.

En otro momento de sus declaraciones, el analista ha puesto de relieve que Lula da Silva y la exmandataria Dilma Rousseff, no hicieron lo suficiente para cambiar una estructura política, judicial, mediática que sigue heredera de la vieja dictadura militar brasileña por norteamericana.

La justicia brasileña autorizó la liberación de Lula da Silva, en prisión desde abril de 2018, por “corrupción y lavado de dinero”. Un juez de ejecución de penas determinó que ya no existen fundamentos para la ejecución de la sentencia. Esto después que, la corte suprema determinó que nadie puede ser encarcelado mientras tenga recursos legales disponibles.

Fuente: HispanTV Noticias

nsr/krd/rba

Comentarios