• Huracanes en Brasil: Elecciones presidenciales
Publicada: martes, 9 de octubre de 2018 1:29
Actualizada: martes, 9 de octubre de 2018 2:00

La Presidencia del conservador Michel Temer en Brasil ha estado marcada por la polémica y el escándalo desde sus inicios, en agosto de 2016.

Temer llegó al poder gracias al juicio político o impeachment contra la presidenta Dilma Rousseff. La dirigente del Partido de los Trabajadores (PT) fue declarada culpable de corrupción y destituida por el Senado. El cargo pasó así a manos de su vicepresidente; Michel Temer.

Rousseff y sus seguidores acusaron a Temer de “golpista”, “usurpador” y “traidor”. Además de lanzar una cacería de brujas que llegó hasta el padrino de Dilma, Lula da Silva. Casi la mitad de la población considera que Dilma sufrió un golpe de Estado.

Las reformas económicas de Temer parecen haber ralentizado la recesión. Sin embargo, el desempleo bate récord en Brasil. Los fuertes recortes a sectores como la salud y la educación, las políticas de austeridad, reformas laborales y la privatización de empresas públicas han generado una ola de descontento social, amplias protestas y brotes de violencia.

La Fiscalía, también, lo ha acusado de obstrucción de la justicia y corrupción, y se ha enfrentado dos veces a peticiones de juicio político. Tampoco han dejado de conocerse acusaciones de corrupción sobre muchos de los que lo rodean.

smd/hnb

Comentarios