• Congresistas demócratas de EE.UU. apoyan a la suspendida presidenta brasileña, Dilma Rousseff.
Publicada: martes, 26 de julio de 2016 4:58
Actualizada: martes, 26 de julio de 2016 11:39

Los congresistas demócratas han instado al Gobierno de EE.UU. a no apoyar el impeachment contra la suspendida presidenta de Brasil, Dilma Rousseff.

En una misiva dirigida el lunes al secretario de Estado estadounidense, John Kerry, un grupo de 40 demócratas de la Cámara de Representantes, ha pedido a su Gobierno ejercer la máxima precaución en su política adoptada con las autoridades interinas de Brasil e impedir declaraciones o actos que puedan ser interpretados como un apoyo al juicio político (impeachment) contra la mandataria Rousseff.

"Nuestro gobierno debería expresar una fuerte preocupación sobre las circunstancias que rodean el proceso de impeachment e instar a la protección de la democracia constitucional y el Estado de Derecho en Brasil", indica la carta.

Nuestro gobierno debería expresar una fuerte preocupación sobre las circunstancias que rodean el proceso de impeachment e instar a la protección de la democracia constitucional y el Estado de Derecho en Brasil", indica una carta firmada por un grupo de 40 congresistas demócratas de EE.UU.

Rousseff fue suspendida de sus funciones el pasado 12 de mayo por un periodo de seis meses, tras conocerse la decisión del Senado que aprobó el inicio del juicio político en su contra, acusada de "maniobras irregulares para maquillar" las cuentas públicas del Gobierno en 2014 y 2015.

Antes de que culmine el plazo, la Cámara Alta del Parlamento brasileño debe decidir si suspende definitivamente a la presidenta de la mayor economía de América Latina

Según los congresistas estadounidenses, el proceso político contra la presidenta brasileña no es “un juicio legal, sino uno político” lanzado por los opositores brasileños.

Rousseff "nunca fue imputada por corrupción ya que las acusaciones del impeachment no se basan en sospechas de corrupción", sostienen los representantes demócratas.

Un informe elaborado por técnicos del Senado brasileño señaló recientemente que no existen pruebas de que Rousseff participara en las maniobras fiscales, que supusieron una de las causas que llevaron la apertura del juicio político.

Sin embargo, ella misma ha cuestionado en diversas ocasiones la legalidad del juicio en su contra e insiste en que el impeachment carece de toda base legal.

myd/rha/nal

Comentarios