• Brasileñas protestan por las masivas violaciones que existen en el gigante suramericano, Brasilia, 29 de mayo de 2016.
  • La Policía brasileña recurre al uso de gas pimienta contra las manifestantes, 29 de mayo de 2016.
Publicada: lunes, 30 de mayo de 2016 14:14
Actualizada: sábado, 22 de abril de 2017 13:30

Millares de mujeres brasileñas salieron a las calles para protestar por las violaciones masivas que ocurren en el país y criticar las políticas públicas del presidente interino, Michel Temer.

Durante la acción, denominada Marcha de las Flores, las manifestantes se concentraron el domingo frente al Supremo Tribunal Federal (STF) en la ciudad capitalina de Brasilia y en un acto simbólico depositaron flores ante la estatua de la Justicia.

La medida tiene como objetivo destacar el carácter de protección a la menor víctima en la conducción de la investigación, así como evitar futuros cuestionamientos sobre la parcialidad del trabajo”, reza el comunicado de la Policía del Río. 

Mujeres indignadas por la violación colectiva de una adolescente de 16 años depositan flores ante estatua de la Justicia.

 

Según confirma el Partido de los Trabajadores (PT), la Policía utilizó gas pimienta para dispersar a las activistas que denunciaban con gritos la gestión de Temer por los retrocesos de su Gobierno en las políticas que mantiene sobre las mujeres.

De igual forma, arremetieron contra el ministro de la Corte Suprema, Gilmar Mendes, por proteger, a su juicio, a los violadores. Él está acusado de conceder un habeas corpus a un médico condenado a 278 años por abusar a sus pacientes mientras se encontraban en estado inconsciente.

Su protesta responde a la violación de una adolescente de 16 años, Cristiana Bento, por más de 30 hombres en la ciudad de Río de Janeiro (sureste). El crimen fue cometido el pasado sábado.

 

La Policía civil de Río anunció en la misma jornada (domingo) la sustitución del comisario a cargo de la investigación sobre el hecho luego de que la abogada de la víctima denunciara que ella fue intimidada durante el proceso de la interrogación, pidiera su salida a la Justicia de Río y tachara al comisario de “misógino” y “machista”.

La medida tiene como objetivo destacar el carácter de protección a la menor víctima en la conducción de la investigación, así como evitar futuros cuestionamientos sobre la parcialidad del trabajo”, reza el comunicado de la Policía. 

Según el Foro Brasileño de Seguridad Pública, cada 11 minutos una mujer es violada en Brasil, es decir, una media de más de 48.000 mujeres cada año. Los mismos datos confirmaron que el 90 % de las mujeres residentes en ciudades con más de 100.000 habitantes verbalizó la posibilidad de sufrir una violación como una de sus mayores preocupaciones diarias.

msm/ctl/nal

Comentarios