• Senado de Brasil votará hoy comisión especial de impeachment
Publicada: lunes, 25 de abril de 2016 13:00
Actualizada: martes, 26 de abril de 2016 8:13

La Cámara Alta de Brasil elegirá este lunes la conformación de la comisión especial que examinará el pedido de juicio político contra la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, aprobado el pasado domingo.

La conformación de este comité especial de 42 integrantes, 21 titulares y 21 suplentes, será decidida por los partidos y bloques políticos representados en el Senado, en correspondencia con el tamaño de sus bancadas.

Aunque la conformación se llevó a cabo el pasado viernes, cuando los partidos que tienen representación en el Senado brasileño anunciaron los nombres de los 21 miembros, los nombres propuestos deberán contar con la aprobación del pleno de la Cámara Alta.

De esa forma, el que mayor número de representantes tendrá (cinco) será el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), que rompió la alianza gubernamental a fines de marzo último.

El PMDB tiene también el derecho de escoger el titular de la comisión, que será mañana martes cuando se elijan también el vicepresidente y el relator, y quede formalmente instalado el comité especial.

La función de este comité especial será analizar los documentos entregados por la Cámara de Diputados, y contará con 10 días hábiles para que el relator presente su informe sobre la admisibilidad o no del procedimiento.

Luego de conocerse el informe del relator, el Senado dispondrá de 48 horas para debatir y someterlo a votación. Para aprobarlo se requerirá solo la mayoría simple, es decir 41 votos de 81 integrantes.

En caso que el informe del relator fuera favorable al 'impeachment' y luego el plenario de los senadores lo rechazara, la denuncia contra la presidenta sería archivada.

De admitirse el inicio del juicio político, que se estima pudiera quedar definido entre el 10 y el 11 de mayo, la presidenta será notificada y apartada del cargo por un período máximo de 180 días para que los senadores concluyan el proceso.

En esta situación, la Presidencia de Brasil sería asumida por el actual vicepresidente, Michel Temer, quien rompió la alianza con el Partido de los Trabajadores (PT) y contra quien pesa también un pedido de proceso de juicio político.

Así mismo, las sesiones serían encabezadas por el presidente del Supremo Tribunal Federal (STF) y la aprobación de la revocación del mandato de la jefa de Estado requeriría el apoyo de dos tercios (54) de los miembros de la Cámara Alta.

Según el presidente del Senado, Renán Calheiros, de aceptarse la denuncia contra la mandataria por presunto delito de responsabilidad, todas las cuestiones y dudas referidas al proceso deberán ser remitidas al titular del STF, Ricardo Lewandowski.

lvs/ctl/nal

Comentarios