• El expresidente de Bolivia Evo Morales (centro) con representantes de sectores sociales en Cochabamba, 30 de agosto de 2021.
Publicada: martes, 31 de agosto de 2021 1:34

El expresidente de Bolivia Evo Morales impulsa la creación del “Estado Mayor del Pueblo” para defender y garantizar el Gobierno de Luis Arce.

Las organizaciones sociales, sindicales e indígenas decidimos conformar el Estado Mayor del Pueblo para el pueblo como un espacio de defensa de la soberanía y dignidad de nuestra revolución democrática y pluricultural (...)”, anunció el lunes Morales tras una reunión de dirigentes, realizada en Cochabamba en el centro del país sudamericano.

En este sentido, el exmandatario destacó que el “Estado Mayor” está conformado por “organizaciones nacionales afiliadas y no afiliadas a la Central Obrera Boliviana (COB)”, incluidas las confederaciones campesinas e indígenas agrupadas en el Pacto de Unidad, uno de los pilares del gobernante Movimiento Al Socialismo (MAS).

La declaración fundacional del “Estado Mayor” ha sido divulgada por medios oficiales y en ella se reconocen las firmas de Morales y dirigentes nacionales de los sindicatos de mineros y petroleros, junto con organizaciones de cooperativistas mineros, mujeres campesinas y pueblos indígenas.

 

“Decidimos conformar el Estado mayor del pueblo como un espacio plurinacional en defensa de la soberanía y dignidad de nuestra revolución democrática y cultural ante el asecho del sistema capitalista y la derecha fascista y racistas con falso discurso populista”, establece la nota.

Otra de las resoluciones es la declaración del estado de emergencia permanente “para defender la institucionalidad democrática del Estado Plurinacional”. También determinaron “proteger la gestión del Gobierno del presidente Luis Arce y del vicepresidente David Choquehuanca ante los intentos de desestabilización de la derecha a nivel nacional e internacional.

El triunfo de Arce en las elecciones de 18 de octubre, que marca el retorno al poder del MAS, se ha hecho realidad, a pesar de todos los intentos del gobierno de facto de Bolivia para evitarlo.

Estas elecciones se produjeron 363 días después del golpe de Estado en Bolivia, orquestado por la oposición y apoyado por EE.UU., suceso tras el cual Morales renunció a la Presidencia del país.

mep/ctl/hnb