• Guaraní: Gobierno ‘de facto’ no busca pacificar Bolivia por urnas
Publicada: jueves, 13 de agosto de 2020 18:11

El gobierno ‘de facto’ de Bolivia posterga las elecciones presidenciales porque no busca pacificar el país a través de las urnas, dice un analista.

En una entrevista dedicada este jueves a HispanTV, el analista internacional Luis Guaraní ha manifestado que hay señales de parte del gobierno ‘de facto’ de Bolivia que “evidentemente no indican la necesidad de pacificar y de ir a resolver las diferencias en las urnas”.

En este sentido, el analista ha argumentado sus declaraciones haciendo alusión a las órdenes de la “aprehensión” emitida contra los dirigentes opositores y las amenazas del ministro de gobierno de facto, Arturo Murillo, con “meter bala” a los manifestantes que desde hace varios días exigen la renuncia de la autoproclamada presidenta interina, Jeanine Áñez, y rechazan el aplazamiento de los comicios presidenciales que ya han sido postergados tres veces.

Pese a que las organizaciones afines al partido Movimiento al Socialismo (MAS) del depuesto presidente Evo Morales condicionan el fin de bloqueos a que se celebren las elecciones el 11 de octubre, el Senado de Bolivia aprobó el miércoles una ley que obliga a celebrar estos comicios a más tardar el próximo 18 de octubre.

Guaraní ha considerado “bastante difícil” que Bolivia pueda recuperar la estabilidad porque, a su juicio, “evidentemente entre las partes hay muchas desconfianzas”.

 

La administración de Áñez justifica el cambio de la fecha de los comicios del 6 de septiembre al 18 de octubre con la pandemia del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19, los manifestantes y los seguidores del MAS consideran que tal medida es un pretexto para ganar tiempo, ya que están realizando una serie de maniobras para impedir la postulación de Luis Arce, candidato presidencial del MAS quien, de acuerdo con las encuestas, encabeza la intención de voto.

Las nuevas elecciones en Bolivia se celebrarán después de la renuncia forzada de Morales en noviembre pasado. Las protestas que surgieron en repudio al golpe de Estado fueron reprimidas violentamente.

Varias organizaciones de derechos humanos de Argentina presentaron dos denuncias ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) contra el gobierno de facto boliviano por ejecuciones extrajudiciales y otras violaciones de derechos humanos tras el golpe de Estado.

Fuente: HispanTV Noticias

tmv/rha/ftn/mjs