• Hadwa: EEUU mete su mano negra en asuntos internos de Latinoamérica
Publicada: miércoles, 13 de noviembre de 2019 6:16

Es obvio la mano negra de EE.UU. en el golpe de Estado en Bolivia y en muchos acontecimientos en toda América Latina, dice el analista internacional Nicola Hadwa.

“Está claro que EE.UU. ha tenido un papel en el golpe de Estado de Bolivia y en todos los asuntos internos de América Latina. El objetivo de EE.UU. y su aliado incondicional, el régimen de Israel, es aprovecharse de la riqueza y el recurso natural gigantesco que tiene Bolivia”, ha señalado este miércoles el analista Nicola Hadwa.

LEER MÁS: Embajadora boliviana: Golpe de Estado es un complot financiado por EEUU

En una entrevista concedida a la cadena HispanTV, el experto ha enfatizado que además de dominar el gas y la plata que posee Bolivia, el “principal objetivo de Washington es la dominación de los recursos de litio que tiene este país”, ya que Bolivia posee reservas estimadas en 21 millones de toneladas de litio, una de las más grandes del mundo.

El analista ha declarado que durante el mandato del expresidente Evo Morales, Bolivia se convirtió en un país con el mejor nivel de desarrollo económico y de estabilidad social, y en uno de los mejores países en América Latina, pero Morales cometió un error muy grande de no democratizar las Fuerzas Armadas, al igual como lo hizo Hugo Chávez en Venezuela.

Está claro que EE.UU. ha tenido un papel en el golpe de Estado de Bolivia y en todos los asuntos internos de América Latina. El objetivo de EE.UU. y su aliado incondicional, el régimen de Israel, es aprovecharse de la riqueza y el recurso natural gigantesco que tiene Bolivia”, ha señalado el analista internacional Nicola Hadwa.

 

Morales, tras un golpe de Estado dirigido por la oposición, renunció el pasado domingo a su cargo después de casi 14 años en el poder, para “salvaguardar la paz”. Su renuncia se produjo después de que la Policía y las Fuerzas Armadas del país pidieran el domingo su renuncia.

Luego este martes, la senadora opositora, Jeanine Áñez, se autoproclamó presidenta interina del país, lo que Morales consideró como el “golpe más artero y nefasto de la historia”.

La autoproclamación de Áñez, la segunda vicepresidenta de la Cámara de Senadores de Bolivia, provocó multitudinarias manifestaciones en las calles de Bolivia y miles de indígenas se han dirigido a la capital, La Paz, para defender sus derechos y denunciar el golpe de Estado contra Morales.

LEER MÁS: Morales denuncia el racismo y la violencia de la oposición

Al respecto, el analista ha asegurado que estas primeras manifestaciones que son muy masivas, pronto serán organizadas, y políticamente dirigidas por los sindicatos, campesinos e indígenas. En este caso, ha proseguido Hadwa, “no va a ser fácil para Washington dominar Bolivia, salvo que quiera hacerlo a sangre y fuego, como acostumbra EE.UU.”

Fuente: HispanTV Noticias

mrz/ktg/mrp/msf

Comentarios